Revista Picnic logo

“No es bueno dejarse arrastrar por los sueños y olvidarse de vivir, recuérdalo.”

-Harry Potter y la Piedra Filosofal

Han pasado veinte años desde que el primer libro de la saga de Harry Potter fue publicado y no es de extrañar que sea uno de los más influyentes para las generaciones de las últimas décadas; nos han mostrado una manera mágica de ver dentro de nosotros y el mundo que está abriéndonos las puertas.

Este año, esperando que sea el primero de ocho más, Harry Potter y la Piedra Filosofal se encargaron de llevar una experiencia como ninguna otra al Auditorio Nacional envuelta en una atmósfera que sólo la compañía de un concierto acústico en vivo por la Orquesta Internacional de las Artes podría brindar. La orquesta será dirigida por invitado de honor Jeffrey Schiller.

Jeffrey, viaja constantemente con experiencias como esta;  Warner Bros y Cine Concerts realizaron una alianza en la que han abierto giras de películas con orquestas en vivo, interpretando la música completa de películas como en este caso. La experiencia de la película proyectada será acompañada por 94 músicos.

Para Jeffrey, esta es una gran oportunidad para ver las películas de Harry Potter de una manera que no podríamos hacer en casa o incluso en la pantalla grande. Está diseñado para gozar cada uno de los sentidos de una manera especial. Esta película posee un gran potencial sin dejar a un lado la magia de la que está dotada.

Gracias a los grandes talentos pertenecientes a este mágico inverso, la película  fue posible, no solo a la creatividad de J. K. Rowling, sino a asombrosa aportación musical de Jonh Williams, creador de las melodías que realzan la personalidad del filme.

“La primera persona que me educó en el ámbito musical fue Williams, yo no percibía aquel mundo de sensaciones con tal sensibilidad hasta que él se apareció. Tuve la oportunidad de observar muchos de los trabajos de John Williams, pero uno de los primeros que pasó por mis manos fue el de Harry Potter, La Piedra Filosofal. Mientras leía pude escuchar toda la música en mi cabeza y quede profundamente conmovido por las notas. Veinte años después me veo ante la posibilidad de poder dirigirla, es un gran honor llevarlo a cabo”.

“Siempre me ha impresionado su trabajo, es impecable la manera en la que consigue compactar cada sentimiento en una nota y cada cara o cada expresión de la película, cómo lleva a cabo la magnificencia de sentirlo y verlo, eso para mí es un trabajo realizado”.

“La música es magia”.

Una de las anécdotas que Jeffrey guarda con admiración, data de la época en la que daba clases en la universidad de California:

Estaba dando conducta cinematográfica, uno de los ejercicios que ponía en práctica con los estudiantes que iban para composición musical cinematográfica era hacerlos imaginar no lo que compondrían musicalmente para una escena sino hacerlos analizar una pieza y ponerles el cuestionamiento de cuál sería la forma en la que crearían una escena con actuaciones, escenografía y vestuario para dicha musicalización; ponerlos en un dilema, en los zapatos del escritor más que en los del compositor… el resultado fue extraordinario. Ninguno de los estudiantes había escuchado la música, la película acababa de estrenarse, cuando les puse el tema y lo escucharon todos pudieron entender lo que Jonh Williams quería transmitir. Y es que existía un mundo paralelo al otro, y esa es la escena que habrían acompañado con la música; un mundo fantástico en el que la magia existe, un mundo de magos paralelamente existe con el mundo en el que vivimos.

Con respecto a su trayectoria musical, Jeffrey confiesa haber trabajo con muchas orquestas alrededor del mundo. Sin embargo, el proceso de elaboración para este concierto no ha sido una tarea sencilla: los permisos, charlas con la franquicia, además de poder generar todas las partituras, ya que deben obtenerse de una manera distinta a como son grabadas para la película, llevarlas a cada instrumentista y compaginar a los miembros de la orquesta.

La saga no solo ha conquistado la mente de una generación sino la llenado de valores como la amistad y el valor, es un hecho que miles de jóvenes que hoy son participes en la toma de decisiones de sus naciones y que se han visto atraídos y envueltos en tomas más abiertas a la diversidad y a otras opciones de pensamiento, afirma: Asher Potter, acreedor del récord Guinness por ser el mayor coleccionista de objetos de Harry Potter.

Esta es la primer filmografía que se lleva a cabo de esta manera, empero, la intensión es extenderla a las 7 películas restantes para llevar una experiencia completa a todos los fans de la saga.

No cabe duda de que hay historias que nos marcan y que cada uno es capaz de guardar con profundo respeto y cariño como estos personajes que hoy consiguen crear una experiencia fuera de los límites de la realidad y transportarnos a un lugar mágico.