REVISTA PICNIC Lo que el HERTZflimmern nos dejó

HERTZflimmern y sus seis décadas de música electrónica regresaron este sábado 21 de enero para encender a sus asistentes una vez más en el estacionamiento del Goethe-Institut Mexiko.

Después de haber anunciado en sus redes que el evento ya era un “sold out” inminente, solo se podían esperar cosas buenas de este suceso y así fue.

La noche inauguró la quinta edición de HERTZflimmern junto con el sonido de Mikrophonie Karlheinz Stockhausen y Decibel que sorprendieron a más de uno con su sonido que destacó del resto.

Ford Proco continuó con el espectáculo y a pesar de que tuvo algunos problemas técnicos, fueron los primeros en hacer uso del suelo del estacionamiento como pista de baile. DECADA2 arrasó con su abrumadora personalidad y puso a bailar a la mayoría de los asistentes con un sonido que remontaba a la época disco.

Ya con una audiencia entonada Dj Klang llegó de la mano con su electrónica de manufactura y aunque apagó a unos cuantos al inicio, cautivó a otros cuando comenzó a hacer uso de su destreza con los discos de vinil.

Ya entrada la noche, los beats del historiador, remixer, productor y académico Bishop, inundaron los oídos de la multitud alcoholizada que comenzaba a bailar con dificultad para darle paso a Kampion que tranquilizó la euforia con un ritmo más tranquilo.

Itzone hizo gala de su trayectoria en el techno nacional y reanimó a los asistentes con sus ya conocidos beats que sacudieron a toda la audiencia.

Pero la noche tenía que acabar y el fervor de las 6 décadas de música electrónica finalizó con la participación de AAAA y Upgrayedd Smurphy que nos regalaron una de sus mejores presentaciones.

HERTZflimmern fue posible gracias al año dual entre Alemania y México, una iniciativa que inició en julio del 2016 y que se ha encargado de promover un mejor entendimiento entre ambas naciones y que durará hasta el próximo mes de mayo del 2017.

Fotos por : Tania Arreguin