Revista Picnic logo

Texto: Ruy Martínez

Este fin de semana se llevó a cabo el primer fin de semana del Festival Coachella, el cual tuvo presentaciones memorables y que pasaran a la historia como la de Kendrick Lamar o Radiohead. Sin embargo de eso no hablaremos el día de hoy. No, hoy toca comentar a la única banda mexicana presente dentro del famoso festival, su nombre: Los Blenders.

Los Blenders es un grupo de rock-garage, que ganó fama en un sector de la población que venía de escuchar grupos emo y happy punk, los cuales estaban en busca de una nueva voz. Una que hablará al chile de temas como el amor adolescente, el desmadre, en pocas palabras sobre ser adolescente.

Poco a poco han ido creciendo dentro de la escena underground mexicana, sin embargo, nada sugería lo que estaba a punto de pasar:

“De repente recibimos un mensaje en donde nos preguntaron si queríamos tocar en Coachella. Al principio pensamos que se trataba de una broma y no quisimos hacerlo oficial hasta ver nuestro nombre en el cartel”, comentó Archún (guitarrista y vocalista).

Y llegó el día. En el momento en que se anunció el cartel ahí estaba escrito: Los Blenders, a lado de nombres como New Order, Justice, Radiohead y Lady Gaga.

“Nosotros ya habíamos ido a tocar a Estados Unidos y sabíamos que estábamos empezando a llamar la atención, de hecho hasta hicimos una sesión en KEXP en Seattle. Aún así, no imaginábamos que esto se podía dar en este punto de nuestra carrera, obvio lo soñábamos pero todo se dio muy sorpresivo”, aclaró Archún.

El hecho de poder tocar en Coachella también le da a Los Blenders la oportunidad de seguir soñando con algo mejor. Sin conformarse con lo que tienen, estos “chavos bien” no quieren que este festival sea lo más importante de sus vidas.

“Queremos seguir creciendo. No sabemos qué va a pasar ni cómo lo haremos pero sí queremos que Coachella, más que ser el punto más alto de nuestras carreras, queremos que sea un parteaguas para cosas más grandes”

“Nuestra carrera ha estado llena de sorpresas. Primero pasó lo de Corona #DescubreTuMúsica, sinceramente pensé que no podíamos llegar más lejos. Luego la sesión en KEXP y me pasó lo mismo. Ahora llega Coachella y diferencia de antes, ahora sí siento que se puede llegar más alto”, explicó Archún.

Los Blenders se encuentra en un proceso de crecimiento profesional y personal. En este momento se encuentran haciendo un nuevo material discográfico que en palabras de Archún, es más maduro y adulto.

“Los temas de las letras cambiaron, bueno no los temas más bien la manera en que hablamos de ellos. Ya no somos tan cínicos. Ya no resolvemos todo drogándonos cada fin de semana, ahora se trata de afrontar los problemas. La cosa es que cuando sacamos el disco anterior acabábamos de salir de la universidad y estábamos en una etapa de no querer crecer, no querer ser responsable, no querer ser adulto. Esto ya lo superamos y se refleja en el enfoque de nuestras letras porque, al fin y al cabo, aunque crezcas te sigues enamorando y te siguen cagando algunas cosas que haces, la diferencia es cómo enfrentas esos problemas”, filosofó Archún.

Otra cosa que influyó en Los Blenders a la hora de crear un nuevo álbum fueron sus viajes y tocadas en Estados Unidos:

“También habíamos agotado el sonido de la banda: la voz que no se entiende, el sonido mal grabado ya está muy choteado. Además, nos dimos cuenta que, en Estado Unidos las bandas intentan renovarse en cada disco, no se conforman con un sonido. Otra cosa es que ya nos dedicamos todos a esto por lo que tenemos más tiempo para elaborar ideas y mejorar las canciones”, explicó Archún.

Los Blenders repetirá en Coachella el domingo 23, en una carpa con aire acondicionado así que sus integrantes esperan que la gente al menos vaya a refugiarse del calor del desierto.