Revista Picnic logo

“Leía El banquete de Platón, el mito del andrógino. Tenía que hacer un ensayo pero lo único en lo que pensaba era el tipo de imagen que quería hacer. Un hombre y una mujer amarrados con una cuerda…” fue ese momento Manuel supo que realmente lo que le atraía eran las imágenes y la capacidad bi-dimensional de capturar o crear aquello que buscaba describir y que, tal vez, las palabras no le alcanzaban.

Auto-nombrado como “consumidor de imágenes”, Manuel retrata, a través de imágenes “lastimadas” -fuera de foco, pixeleadas o recortadas-, la idea del deseo a través de la desnudes y femineidad de mujeres que resultan ser sus ex-novias. Con esta serie propone una mirada de la mujer como reflejo puro del deseo en una idea propia; no como concepto colectivo en donde el deseo se centra en la desnudes, sino como la reacción de la ausencia de algo que ves y no es posible que esté presente en ese momento. Esta serie la podemos encontrar expuesta en el Fotomuro ubicado en el Centro de la Imagen como parte del volumen I.

Como común denominador en los trabajos de Manuel, podemos encontrar la presencia femenina, variando únicamente por la importancia que le brinda al personaje para representar lo que quiere decir.

Inspirado en la reflexión fotográfica de Wolfgang Tillmans; -después de su viaje a Japón- Araki, Moriyama e Issei Suda; y  a través de diversas técnicas y maneras de obtener imágenes – capturas de pantalla, cámara análoga, digital, polaroid o celular- Marañón y su fetichismo por las cámaras fotográficas, lo ha llevado a sentirse atraído por aquellas semiautomáticas, que lo incitan a jugar con los escenarios para encontrar la manera en la que estos funcionen de acuerdo al tipo de cámara o aparato fotográfico con el que pretende capturar en ese momento.

Este fetichismo y experimentación lo ha acercado a la fotografía “amateur” como la que encontramos en la mayoría de las redes sociales. Aunque sabemos, al igual que él, que la fotografía de Marañón es poco probable que sea lo suficientemente “amateur”, debido al bagaje cultural y estudios fotográficos que tiene,  ha decidido comenzar a usar cámara fotográficas que le impidan tener el control total, permitiéndole crear fotografías en un estado técnicamente inconsciente que al paso del tiempo le permita llegar  a un estado fotográfico más “genuino”.

Actualmente Manuel se encuentra en en el proceso creativo para presentar un proyecto fotográfico en la Bienal de Fotografía el cual habla sobre el consumo de personas a través de imágenes tocando el tema específico de los requisitos que buscan las personas al hacer “match” en la red social que usan las personas para encontrar pareja. Un proyecto que lo llevará a hacer cambios físicos y experimentar con los diversos perfiles de personalidad que tiene.

Sobre El Autor

Coordinadora Editorial

Amante de la fotografía como expresión de ideas y de la palabra escrita como generador de sentimientos.

Una Respuesta

Deja un comentario