REVISTA PICNIC Mala Rodríguez @Pasagüero - Revista PICNIC
FICM

‘Sin reputación no hay respeto, conozco esta zona’
-Mala Rodríguez

Con un sold out total y un público presente que abarrotó el diminuto Pasagüero de manera apabullante, La Mala Rodríguez realizó su presentación en medio de un ambiente tenso por el lleno del lugar y de un par de DJs que tocaban rap salteando los subgéneros, haciendo agonizante la espera, recibiendo mentadas de madre a granel. Sin embargo, de pronto un par de chicas subieron a la tarima a bailar a los ritmos del hip-hop para disipar la testosterona, resultando exitosa la situación. Los altercados entre los asistentes comenzaban a rondar a la noche, afortunadamente esto no pasó a más.

A pesar de la incomodidad que se vivió en el recinto pues estábamos todos apretados, el ambiente mejoró demasiado como por arte de magia cuando la española arribó al escenario en medio de una cortina de humo densa, alrededor de las 11 de la noche. El escenario ahora era dominado por esta mujer quien soltó sin más preámbulo ‘Déjame entrar’, de manera simultánea, todos corearon al unísono, formándose una sola voz retumbando en el pequeño espacio del Pasagüero.

fb_img_1477616893508

Este miércoles con sabor a viernes, cada vez mejoraba, puesto que la versatilidad que tiene la Mala juega perfectamente para poder crear atmósferas diversas. Acto seguido nos contó la historia de ‘La Niña’ que vivía en el barrio de La Paz…

La Mala demostró que es una mujer con los cojones bien puestos, puesto que con un ritmo boom-bap, nos demostró con ‘Tengo Un Trato’ que sabe adaptarse a cualquier beat que le pongan. Después de tener un excelente inicio, la diva del rap español agradeció al público diciendo que le gustan los ‘conciertos chiquititos’.

20161026232340_img_0838-01

Posteriormente, con ‘Quien Manda’ demostró que el hip-hop no es exclusivamente de hombres. En la siguiente canción sucedió algo a lo que llamo una imagen contrastante ¿a qué me refiero?: la sensualidad y belleza de esta cantante de pronto se vio potenciada en cuanto un bate negro apareció en sus manos para dar inicio a una Mala más ruda, agresiva; con una voz más fuerte al interpretar ‘La Cocinera’.

Y al ritmo de ‘Mátale’, su DJ y ella acribillaron al público con pistolas de agua, combatiendo el calor presente en el espacio. Una vez, ya más fresca la situación, la Mala convocó a un mini concurso de baile, donde tres chicas mostraron sus mejores pasos en la tarima. ‘Nanai’, ‘Te convierto’, ‘Tengo lo que quieres’, ‘Galaxias internas’ sucedieron hasta darle paso a una de sus rolas más icónicas: ‘Por la noche’, que fue coreada a todo pulmón por los asistentes.

20161026231746_img_0817-01

Cada vez más cerca se acercaba el fin, pero esto no significaba que fuera tan abrupto el final, no sin antes invitar a las mujeres a tomar el escenario para bailar sobre el beat de ‘Murder She Wrote’ de Chaka Demus & Pliers mientras la mala coreaba ‘quiero a mis chicas cogiendo el escenario’.

Pronto, las cosas se desvanecieron, la Mala Rodríguez se despidió del público para desaparecer tras el escenario del Pasagüero, dejándonos a la merced de la noche, mientras oíamos el sonido que hacen los animales y los coches.

20161026232513_img_0846-01

Fotos por Paola B González @jpaobglez

20161026232342_img_0841-01