Revista Picnic logo

El carnaval místico de sol, naturaleza y hermosas sonrisas llamado BAHIDORÁ, ya es un recuerdo y una experiencia inolvidable para todos los que lo vivimos. La realidad es que el carnaval cumplió con todo lo que prometió y dejó una huella positiva en todos sus asistentes.

A parte de la excelente música y ambiente que la marca patrocinadora del BAHIDORÁ logró crear, ha dejado su granito de arena y sobre todo ha compartido el mensaje de amor a la naturaleza, predicando con el ejemplo. Corona, sin duda la marca mexicana más conocida en el mundo, se puso las pilas con las múltiples actividades que realizó durante el carnaval, para poder dejar en cada asistente un recuerdo inolvidable.

Las actividades iniciaron con el Asoleadero Corona, donde se vivió la magia de los ritmos afrolatinos contemporáneos, que crearon el mejor lugar para olvidar el estrés de la ciudad, convivir con la naturaleza y crear nuevas amistades.

Todos fuimos presa de las percusiones, psicodelia y samba de los artistas que desfilaron por este escenario. Sin olvidar los bikinis y el bello resplandor que provocaba el sol sobre la piel de todos los que disfrutaron ese mágico lugar.

CASA CORONA

Otra de las actividades que sin duda dejaron huella en los asistentes al festival fue la activación de Corona Cero, donde la marca fomento el consumo responsable y apoyo a todos los conductores designados. La actividad consistió en regalarle a todos aquellos que fueran conductores designados la bebida, Corona Cero sin alcohol. De esta manera mostraron su apoyo al consumo responsable y sin duda contribuyeron a que miles de sus asistentes regresaran a casa en una sola pieza.

Por último, Corona presentó sus vasos 100 por ciento reciclables, compostables, biodegradable y ecológico, tal vez la actividad de mayor impacto en el carnaval. Los vasos los podías intercambiar por productos como playeras, toallas y accesorios que te hacían la estancia más sencilla. De esta forma fomentaron el reciclaje, y hoy, todos esos vasos están siendo utilizados como composta, reduciendo de esta forma el impacto ambiental.

Con estas actividades, Corona deja bien en claro su gusto por la música que demuestra con el apoyo a diversos festivales y logrando el Corona mismo, el cual va más allá que sólo un compromiso musical; sino también con el medio ambiente, el consumo responsable. Lo cual hizo evidente en la más reciente edición del #LamadoBahidorá