REVISTA PICNIC Más que un pasatiempo: la música y el fanzine - Revista PICNIC

En los últimos años, ha habido un auge de tendencias en el que la nostalgia ha retomado formas de expresión pasadas. Traducido como «Hazlo tú mismo», el Do It Yourself (D.I.Y.) puede explicarse desde una sencilla consigna propia del punk:

«Deja de consumir la cultura que está hecha para ti. Crea tu propia cultura».

Este regreso a las maneras de expresión tan características del periodo que va de los sesenta a los ochenta, en conjunto con el auge de la era digital y la comunicación por medio de Internet, ha resultado en una propagación de medios dedicados a compartir consejos, técnicas e instructivos para elaborar objetos o incluso aprender a realizar actividades sin necesidad de pagar un servicio o tener que salir de casa. Este fenómeno ayudado por la mayor facilidad que ahora existe para conocer personas con los mismos intereses y para escribir, diseñar o editar con ayuda de la tecnología, propició que se retomara la producción de los fanzines.

5634733976_ed9fc7a5ee_o

El fanzine (el término es una fusión de fan y magazine) es una revista hecha por fans para fans.

Los fanzines, publicaciones no profesionales, realizados por personas interesadas en un fenómeno cultural particular, se dedican a la creación de forma libre y directa sin intereses de lucro, dirigida a otros con los mismos intereses que ellos. También por eso puede que su existencia sea bastante escasa, ya que su producción depende en gran parte del trabajo desinteresado (no remunerado) de los colaboradores, del tiempo libre que dispongan para hacerlo y los problemas que pueda tener la distribución del material. Posiblemente los orígenes del fanzine se remonten a las asociaciones formadas por grupos literarios de estudiantes durante el siglo 19 en Estados Unidos, aficionados a la publicación de ciertas colecciones de narrativa de ficción, poesía y de comentario, producidas inicialmente en pequeñas prensas de sobremesa.5257843288_05ae125424_b

Es a mediados de los sesenta que comienza a tomar un papel importante para la cultura musical. Varios aficionados a la ciencia ficción reconocieron un interés común: el rock. Paul Williams con Crawdaddy! (1966) y Greg Shaw con sus publicaciones Mojo Navigator (1966) y Who Put the Bomp (1970), se convirtieron en las figuras más importantes del género. Después, durante los ochenta, con el auge de las superestrellas musicales surgieron aún más fanzines de rock. Posteriormente, a finales de los noventa, emergen  publicaciones en Internet sobre música electrónica y post-rock, como Crème brûlée.

sniffin_glue_cvPor su parte el punk hizo lo mismo, con su estética de reciclaje creó una prensa clandestina próspera, inspirados a su vez en el fanzine de rock. A finales de los setenta con la explosión del punk en Inglaterra, los seguidores del movimiento no hallaron un espacio dentro del mainstream y se rebelaron contra las formas de lo establecido y del consumo. Sniffin Glue, el primer fanzine punk, hecho por Mark Perry (1976) días después de ver por primera vez a Ramones en la Roundhouse de Londres, toma su nombre de una canción de la banda de punk norteamericana: «Now I Wanna Sniff Some Glue». El fanzine de Perry era el medio punk perfecto. Comunicaba de inmediato lo que sucedía y demostró que cualquiera podía producir un fanzine de manera barata, fácil y rápida.

Sin el fanzine, grandes revoluciones culturales no hubiesen sido posibles, pues juegan un papel fundamental en la evolución general de los medios, y de las formas culturales muchas veces marginadas por las instituciones oficiales, como los carteles, el cómic, la caricatura y la ilustración. Al igual que la música, el fanzine ha constituido una manifestación marginal y de protesta, un medio independiente y que no pone límites a la imaginación ni a la expresión de las ideas. Ahora que ha recobrado auge y que sobrevive a la era de Internet pero también convive con ella, constituye una de las mejores herramientas de difusión para cualquier proyecto, para dar a conocer algo hecho por uno mismo sin necesidad de esperar a que un patrocinador note su existencia entre la masa. El fanzine tiene la ventaja de poder llegar a quien se desea que llegue.01 PIZZA TIME

¿No sabes cómo empezar el tuyo? Entra aquí.

13482948_920226764789184_6953041123220749373_o 13482839_920226834789177_2685492937497462301_o

 

Deja un comentario