REVISTA PICNIC Max Cooper: Una Conexión Perfecta en Normandie.

Tras un sold out de último minuto, la mágica noche protagonizada por el inglés Max Cooper en Foro Normandie, logró concretarse.

Desde el comienzo del warm up, con la presencia de Cabizbajo y Rubinskee,  la atmósfera se llenó de la energía denotada por los asistentes. Un evento que sin duda, lograría una conexión perfecta.

Con una fina presentación llena de sonidos agudos, vibrantes en todo el cuerpo, Cabizbajo abrió pista augurando una excelente fiesta.

El turno de Rubinskee llegó; un ritmo más tenue y relajado se escuchaba en cada esquina del foro. En este punto, la pista estaba más que lista para el talento principal de la noche: Max Cooper.

Warm Up de talento nacional: Cabizbajo y Rubinskee.

Max Cooper: Una Conexión Perfecta en Normandie.

El rostro sobrio y tranquilo de Cooper aludía a una presentación memorable. Sonidos de máquinas y música perfectamente ensamblada, llenaban de mucha energía a cada persona en el Normandie.

Parece impresionante cómo el DJ, productor y doctor en biología computacional, ha logrado consolidar su música, penetrando el alma y la mente de sus escuchas, con un mensaje sonoro que dejaría al público anonadado, por tan perfecta armonía musical.

Los horarios marcaban una presentación de 3 horas encabezadas por el londinense; pero cuando todos pensaban que el DJ set había terminado, sorprendió la extención para poder escuchar una hora y media más, el talento del gran Max Cooper.

Caras impresionadas y cuerpos sudados, fueron las consecuencias de un poco más de cuatro horas de baile sin descanso. Sonrisas de satisfacción y agradecimiento, a tan gran muestra de amor a la música y a la perfecta ejecución que logra alguien comprometido con sus pasiones; de esa manera llegó el final de la presentación de Max Cooper en el Normandie.

Fotos: Lizbeth Garcia.