Revista Picnic logo

Previo a su presentación en Nrmal, el cual será su primer show en México, en Voodoo tuvimos la oportunidad de charlar con Ripley Johnson. El hombre de luenga barba,  que es el responsable del sonido de Moon Duo, en conjunto con Sanae Yamada, Ripley nos contó un poco acerca de lo que viene para el grupo y su experiencia tocando alrededor del mundo.

Su último disco, Occult Architecture Vol.1 es más sombrío, ¿Se trata del lado oscuro de Moon Duo? ¿Habrá un segundo volumen o más volúmenes?

Serán dos volúmenes. El primero, de hecho está pensado para ser el volumen oscuro y el segundo para ser más el luminoso. El segundo saldrá pronto y será como un disco que te remita a la primavera.

El hecho de contar ahora un baterista ¿ha modificado en algo su proceso de composición?

Uhmm… no, no lo ha hecho realmente. Ha cambiado el proceso de grabación, pero gran parte de la composición aún se da, principalmente cuando tomó mi guitarra. Después es cuando trabajamos un poco con John en la parte de las grabaciones, aunque mucho de eso de alguna manera fue predeterminando el proceso de escritura. Ya después fuimos experimentando un poco en el estudio.

Creo que lo que cambió en mayor parte fueron las presentaciones en vivo, porque ahí se trata más sobre la energía. Las improvisaciones en los conciertos, ya no se tratan de tocar con una máquina, él [John] trata de provocar realmente algo en la audiencia.

Como músicos han viajado a bastantes países y están en contacto con más de una cultura, ¿Qué tan importante es para ustedes mantener una postura política con respecto a lo que sucede en el mundo? Es decir, de cierto modo son figuras públicas ¿qué tan socialmente comprometedor consideran el ser músicos que van de un lado a otro?

Socialmente comprometedor… no. Creo que disfrutamos viajar alrededor del mundo y conocer diferentes culturas, eso definitivamente tiene un efecto en nosotros de manera personal, pero al momento de trasladarlo a la música no creo que funcione de ese modo. Es decir, seguramente lo tiene, porque tocamos mucho en Berlín y eso tuvo una fuerte influencia para nosotros, pero ciertamente creo que viajar no constituye precisamente un hecho determinante.

 Ya sabes cómo funciona para la música pop, circula en internet y que puedes conocer a estrellas de otras partes del mundo y todo eso. Y sabes que la música es diferente en todos los países así como la manera en que la gente experimenta con la música también es distinta.

Pero al mismo tiempo, pienso que hago todo esto para mí mismo. Y una de las principales influencias que llegaron a mi cuando era un niño fueron todos estos subgéneros del rock como el folk y la psicodelia, así que eso me parece mucho más importante que otra clase de influencias. Mucho de eso viene de las tempranas experiencias musicales que tuve.

¿Qué tan determinante es para sus presentaciones tocar en una ciudad, pequeña, grande o hasta más cosmopolita?

Realmente depende más del recinto o del club. A veces tocar en un gran festival puede ser más difícil crear una conexión con el público que en donde sólo hay muy pocas personas en un pequeño bar, porque es más directo. Así que usualmente es más importante que el que una ciudad sea grande o pequeña.

Se trata más de cuánto contacto tenemos con la gente “real” [risas]. Porque a veces en algunos festivales no lo haces y estás en el camerino con tu pequeña banda luego estás en el escenario pero en realidad no hablas con nadie así que no crea tanto impacto.

¿Prefieren enfocarse a este contacto con la multitud e o solamente hacerlo con la experiencia musical en sí misma?

No creo que no seamos algo así como animadores o artistas por naturaleza, definitivamente nos enfocamos más en la música. Aunque la respuesta del público sí que influye un montón, creo que lo hace más porque no somos como te decía, artistas.

Un artista profesional puede levantarse y dar un buen show y cada vez es lo mismo, cada noche, es un mismo espectáculo. Nosotros no, nos levantamos y si la multitud está emocionada, eso nos inspira mucho.

Quizá no tengamos mucha interacción, pero tal vez nos inspiramos al momento en que esa conexión sucede para dirigirnos en una dirección distinta y de ello puede que dependa también qué tanto o cómo improvisemos, porque es algo que hacemos mucho.

¿Existe alguna diferencia entre tocar para un festival enfocado en cierto género (como el Austin Psych Fest por ejemplo) y tocar para uno de carácter más diverso como lo es Nrmal?

Uhmm… sí, supongo. Es difícil de decir, porque para nosotros realmente importa. Es decir, importante para el público porque determina el tipo de experiencia quizá. Pero para los intérpretes, la diferencia definitivamente está más presente cuando te encuentras en un festival donde sientes que de verdad encajas en algún lado.

Sin embargo creo que el lineup de Nrmal es ciertamente como el de un gran festival ¿sabes? Y no siento que haya una distinción para nosotros personalmente. Se trata solamente de tocar en un evento donde los grupos parecen muy interesantes, no como estos festivales emergentes donde se trata sólo de hacer visibles ciertos nombres de moda y de vender boletos a lo grande y hacer dinero con cosas qué no hacen más que ponerte a bailar como un descerebrado.

Moon Duo es uno de los nombres estelares en el line up de uno de los festivales, ya más importantes del país… ¿Tienen alguna expectativa con respecto a este show o el público mexicano?

La verdad es que tenemos mucha curiosidad porque nunca hemos tocado en México antes y en definitiva hemos platicado con los fans en internet, así que estamos muy emocionados. Habíamos estado en México algunas veces anteriormente pero de vacaciones. Nunca he ido a la Ciudad de México y en realidad no podemos esperar demasiado,  porque sólo vamos a estar un par de noches, pero creemos que será genial.

¿Conocen a algún nombre mexicano del festival que les llame la atención o a quien quieran ver?

Pues en realidad no conocemos mucho la escena. Nunca habíamos estado en México. Quiero decir, sí pero no para un concierto ni nada por el estilo, así que sólo iremos iremos esperando advertir todo lo que podamos con nuestros ojos bien abiertos y nuestros corazones también. Esperando que sea un show muy especial para nosotros.

Si tuvieras que escribir un manual de psicodelia para principiantes – o por lo menos de la psicodelia que a ti te gusta o te inspiró – qué o a quién incluirías?

¡Vaya, hay tantas cosas! Es complicado de decir. Creo que una de las formas más divertidas para mi de aprender sobre música nueva es tomar tu ciudad o elegir un área para explorar la música de esa región. Cuando yo era joven siempre había querido mudarme a California y cuando fui a la Universidad de San Francisco realmente me metí a la historia de la música de esa área y por supuesto que la psicodelia aparecía ahí.

Así que esa sería mi recomendación personal para la gente, porque eso es lo que hice y recomendaría a las personas a futuro que exploraran la música de San Francisco porque creo que el espíritu de la psicodelia viene justamente de esa ciudad y de los años sesenta, así que esa podría ser una muy buena manera de comenzar, por ahí diría yo que hay que empezar.