REVISTA PICNIC Nach & Friends @ Pepsi Center - Revista PICNIC
FICM

El Pepsi Center gritaba al unísono «Nacho, Nacho, Nacho» al tiempo que DJ Joaking soltaba las primeras bases para que Nach saliera al escenario. En cuanto el español pisó la tarima, la explosión del foro no esperó a que este dijera palabra alguna, el público mexicano se entregó sin tregua para corear «Leyenda», la primera canción de la noche.

Luego de calentar el ambiente, Nach recordó que su relación con México cumple 10 años. Desde aquella ya lejana presentación en el Centro de Convenciones de Tlatelolco, nuestro país forma gran parte de su base de fans y en esa década no ha hecho otra cosa más que reunir más y más gente alrededor de su música.

En este lapso de tiempo no solo ha ganado en popularidad, ventas y boletos vendidos para sus presentaciones, sino que como estandarte del rap hispanohablante ha hecho grandes amistades, al mismo tiempo que lidera y representa el movimiento ibérico del género.

Por eso razón ha hecho este show, junto a otros exponentes de su tierra, para mantener viva la música y darle voz a los que vienen detrás.

El primero en salir a escena, fue Fyahbwoy, quién acompañó a Nach y a ZPU en el escenario de principio a fin. Pidiendo al público un tsunami que buscara derribar los cimientos del lugar, el rapero recibió una gran respuesta de la audiencia. En su set se dejaron escuchar los temas «Ahora» y «Tanto Por Ti», que fueron igual de bien recibidos.

Un nuevo tsunami, tuvo reacción en el público, en esta ocasión fue para Rapsusklei, que por sí mismo genera la expectativa suficiente, pero junto a Nach son capaces de derrumbar cualquier foro con rimas que gozan de la riqueza y fluidez del Manzanares.

Entre ambos tiraron rimas durante «En La Cuerda Floja» y «A Fuego» seguido de esto, Arkano redirigió las letras de lo melancólico y sentimental hacia el ruedo de sangre y violencia que ha sido México durante ya varios años.

Rimas dedicadas a los 43 estudiantes normalistas desaparecidos de Ayotzinapa y otras cuantas con cariño para Enrique Peña Nieta, dinamitaron el ambiente para dar paso a la segunda parte del concierto.

Un recuento y recorrido histórico del rap abrió la mitad final de show. Imágenes de Violadores del Verso, Kase O, Def Con Dos, entre otros pasaron en los visuales de «Rap Español», que pide por la unidad, el cariño del género y el idioma. Contrario a un clan de gángster callejeros, la representación ibérica siempre ha pedido por la unión y las líricas altamente poéticas.

Wöyza e Ismael Serrano fueron quienes acompañaron por último a Nach, cantando temas como «Los Tatuajes en Mi Alma» que destentó todo dándole un aspecto sensual y romántico, con cierta nostalgia, a la recta final. Ismael, por su parte tuvo participación durante «Ellas» y «Los Viajes Inmóviles».

El término de la noche vino con «Los Disparos en Silencio» y «Viviendo», canciones con las cuáles remató y sentenció su discurso: de unidad, fraternidad y amor, cerrando así su más reciente presentación en México, a 10 años de que pisará por primera vez la capital, repitiendo y reafirmando el mensaje que trata de llevar a través de sus rimas.