Revista Picnic logo

La noche del jueves fue especial para todos los fans del chileno Pedropiedra quien ofreció un concierto de larga duración pasando y repasando sus cuatro discos por igual. La cita era alas 9 PM en el Lunario, pero sus seguidores estaban listos desde las 7:30. Comenzaron a acceder al recinto corriendo para obtener el mejor lugar y dichosos aquellos que lo lograron, pues pudieron no sólo estar frente a su ídolo, sino que tuvieron la oportunidad de darle la mano y regalarle cosas. Ante las muestras de cariño, Pedro firmaba cualquier objeto que le fuera entregado.

Vestido con un traje blanco lleno de parches y lentes de oscuros, el músico junto con su banda arribaron el escenario. Entre las primeras canciones que sonaron fueron “La balada de J. González”, “Pelusita”, “Para ti”, la célebre “Las niñas quieren…” y “Rayito de Sol”. La entrada fue rápida canción tras canción, quizá estaban cortos de tiempo, no por eso dejó de tener otro tipo de interacción con su público al cual se acercaba constantemente.

img_2482

“Ésta es una canción para un ídolo nuestro” dijo Pedro con toda la seriedad que requiere este gesto. Así fue como sonó “Mr. Guantecillo” tema que forma parte de la serie televisiva 31 Minutos. Y es que a pesar de la seriedad en su aspecto, Pedropiedra es una persona divertida y su música también, por eso no extraña que entre sus seguidores estuvieran niños que no rebasan los 7 años.

La banda salió por un breve momento del escenario. “Sol Mayor” fue interpretada con guitarra y teclado. El chileno se daba tiempo para bromear mientras cantaba, cambiando la letra de sus canciones o agregándoles frases que nos sacaban una sonrisa. “Luna Luna” fue cantada de manera sentimental tanto arriba como abajo del escenario. Del mismo disco Emanuel, más tarde sería interpretada “Lima” y “Pasajero” que puso a bailar a los presentes.

img_2526

Viejitas, bonitas y conocidas estuvieron presentes: “Occidental”, “Vacaciones en el más allá” y “En esta Mansión”. Pedro no sólo estaba contento por el show, la gente y México pues horas antes había recibido la noticia del nacimiento de su segundo hijo. 

“Oye, cierra la boca, no vaya a ser que se te caiga alguna posta. Pero, dime primero, cual es el misterio en el estéreo”

“Loco” fue la canción dedicada para el nuevo integrante de la familia.

img_2571

“Todos los días” y “Matando el tiempo” nos preparaban para el final de la noche, con miedo a que no sonara un tema que todos nos moríamos por cantar. Los acordes de “Inteligencia Dormida” se hicieron presentes y la sorpresa aquí fue cuando Pedropiedra subió a un niño a cantar parte de la canción.

Fotos por @eD_Zamudio