REVISTA PICNIC Phantogram en El Plaza Condesa - Revista PICNIC

La noche comenzó poco antes de las nueve, cuando la banda Yo Camaleón subió al escenario de El Plaza Condesa, creando una atmósfera pop-rock que embonó sutilmente con el dreampop que los seguidores Phantogram esperaban. La banda local dio lo mejor de sí y conquistó al público con la armoniosa voz de Ana Karla Escobar.

Poco tiempo después el ansiado momento llegó con la aparición de Sarah Barthel y Josh Carter en el escenario, abriendo con el tema “You’re Mine”. Sarah quién se caracteriza por la pasión al cantar y por sus espectaculares atuendos, volvió a enamorar a sus seguidores mexicanos que a lo largo de la noche no pararon de gritar entre cada canción, a lo que ella respondía “Yo también los amo”. Josh, quien vestía la ya famosa chaqueta con la leyenda “MÉXICO IS THE SHIT”,  hizo gala de sus habilidades como guitarrista, además de sorprender a más de uno con su increíble interpretación de “Barking Dog”.

El dúo Phantogram se presentó anoche en la Ciudad de México, como parte de su tour promocional del álbum Three.

“Black Out Days” elevó los ánimos al siguiente nivel, el sencillo de su antecesor álbum Voices, comprobó que sigue siendo favorito de sus más asiduos fans. A éste le siguieron “Turning Into Stone”, “Don’t Move” y “Mouthful Of Diamonds” en medio de bailes y ritmos de trip-hop, la fiesta de los americanos se extendió hasta el último Godín que se lanzó con todo y traje después de la oficina acompañando a su novia.

El clímax se aproximaba y todos lo podían sentir al escuchar los primeros acordes de “Howling at the Moon”, coreada hasta el fin, sin duda uno de los mejores momentos del concierto. Después la melancolía se hizo presente con “Fall In Love” y la canción por la que todos ahí conocimos a Phantogram, “When I’m Small” que desde el 2010 que apareció en el radar, puso el nombre del dúo en alto y fue el presagio de que se aproximaba una carrera llena de producciones de calidad e innovación con su dreampop con cada vez más presencia de hip-hop y post rock.

Su más reciente sencillo fue el encargado de cerrar el show, “You Don’t Get Me High Anymore” dio fin a la presentación que dejo satisfecho al público fiel que en cada visita al país los acompaña. Antes de irse el dueto uso nuevamente las chamarras de Mercadorama, para demostrar su apoyo a México y agradecimiento a sus fans, lo que hizo recordar una frase que Sarah expresó momentos antes, logrando que el orgullo vibrara en todo el recinto la Condesa; “Ustedes son increíbles ¿lo sabían? Todas las bandas quieren venir a esta ciudad por ustedes, sigan así”, a esto puedo afirmar que la pasión por la música que tenemos en México nunca morirá y las bandas internacionales lo saben y aprecian.

Fotos: Paola Baltazar