REVISTA PICNIC Plastilina Mosh @ Plaza Condesa - Revista PICNIC

PLASTILINA MOSH: EL REGRESO

Muchos años han pasado desde la última presentación en solitario de Plastilina Mosh en la Ciudad de México. ¿Será posible que sigan teniendo el mismo éxito que en sus años mozos? La respuesta llegó este 14 de febrero, día en que El Plaza Condesa llenó de amor ante los regios.

La primera buena señal fue el hecho de que el venue se encontraba a más de un 80 % de capacidad, nada mal para una banda cuyo último gran éxito salió hace casi 10 años. La mayoría del público rebasaba los 30 años, lo cual era más que obvio: Plastilina es un grupo que marcó por completo a una generación y esa generación poco a poco va creciendo.

Pasando las 8:30 pm la banda salió al escenario. Si bien más que banda, en estudio se trata de un dueto, en vivo la historia es distinta. Además de Alejandro y Jonáz, también traen un baterista, un DJ, una corista y un bajista/tecladista. Juntos logran recrear a la perfección el sonido que originalmente es fabricado en el estudio de grabación.

Plastilina había anunciado que este show sería especial y que tocarían canciones de todas las épocas a pesar de tratarse de la presentación de su nuevo material discográfico y vaya que lo cumplieron. Durante más de dos horas de concierto sonaron temas de cada uno de sus discos, incluyendo algunas que llevaban años sin sonar en directo.

Entre los temas nuevos, además de los dos sencillos que ya están sonando destacó una canción con toques industriales. Para este tema Jonaz explicó que si bien no parecía, había sido Ministrty la banda que los había unido y que no se iban a quedar con las ganas de hacer una rola industrial, aunque sea 20 años después.

Los éxitos no podían faltar: en la primera parte del concierto interpretaron “Human Disco Ball” y “Millonaire”, las cuales ayudaron a prender al público que inició un poco desconcertado con los nuevos temas.

En la segunda hora del show sonaron los temas más conocidos: “Nalguita”, “Enzo”, “Aló”, lograron poner el ambiente en modo baile. Sin embargo las más coreadas fueron “Peligroso Pop”, “Mr P.Mosh” y “Pervert Pop Song”.

Mucho más que samples y secuencias.

Si bien los éxitos fueron necesarios para que el público se mantuviera conectado y expectante, lo realmente importante de este concierto fue que Plastilina Mosh pudo demostrar su calidad musical, presentando temas muy diversos que en ocasiones incluían sesiones instrumentales que van más allá de lo que una banda de electrónica suele hacer en el escenario.

Los pianos combinados con los scratches del DJ, que a su vez estaban perfectamente sincronizados con las bases rítmicas del bajo y la batería, lograron subir de nivel el show y, a diferencia de otras bandas que constantemente pierden a su público en el momento en que tocan temas nuevos o rarezas, Plastilina logró mantener a todos volteando a ver al escenario, admirando el talento de estos regios.

 

Texto: Ruy Martinéz

Fotos: Cortesía Eyescream Productions