REVISTA PICNIC Pubs, weirdos, canadienses y el pop de Weaves: entrevista con Jasmyn Burke - Revista PICNIC

The Prince Albert es un pub ubicado en Brighton, Inglaterra, que en su planta alta suele organizar shows de bandas emergentes locales y una que otra promesa internacional. Su fachada es famosa debido a que albergó por años el popular Kissing Coppers de Banksy, ahora sólo queda una réplica.

DSC02537

El pasado 3 de julio, mientras los heroicos islandeses luchaban contra Francia en la Eurocopa – fallando en el intento- un show se llevaba a cabo con Andalou, WTVR (que acaban de cambiar su nombre a Electravox) y desde Canadá, Weaves. Poco a poco los asistentes comenzaban a llegar. No sólo había jóvenes entre la audiencia, un adulto mayor en silla de ruedas se encontraba por ahí. «Gracias a nuestras legiones de fans» bromeó el vocalista de Andalou respecto a lo pequeña que era la audiencia.

Inglaterra ha sido semillero incontable en el rock, y Brighton no queda mal parado con bandas como The Kooks y The Go! Team, por lo que el futuro podría ser prometedor para estos jóvenes proyectos; pero el acto estelar era Weaves, y eso fue obvio con el incremento de gente y el ambiente del lugar. Al término del breve y concreto concierto (hay que recordar que sólo cuentan con un álbum), los canadienses demostraron porqué son la banda nueva que está bajo los reflectores este 2016. La voz de Jasmyn Burke es el alma del show y se complementa con guitarra, bajo y batería que cambian de ritmo y compás repentinamente.

En la última canción, ella se aseguró de que cada uno de sus músicos luciera en su ejecución, su pop que pasa del indie al noise en segundos suena a la perfección a pesar de su complejidad. Al final, y después de darse el tiempo para vender su mercancía, platicar con los fans y las bandas locales, Jasmyn también platicó con Voodoo y días después nos envió el playlist de la semana.

Dsdreseña

Weaves ha recorrido un trayecto muy alocado en poco tiempo. Respecto a si sus expectativas al iniciar la banda se han alineado con su realidad, Jasmyn responde: «Realmente nunca creímos que viajaríamos alrededor del mundo ni que conoceríamos a tantas personas, así que para nosotros es emocionante. Nunca tuvimos expectativas, sólo comenzamos a escribir, a ver cómo sonaban las guitarras. Era un pequeño proyecto y de pronto teníamos una disquera y la gente comenzó a prestarnos atención. Así fue como esta aventura se volvió algo grande».

De todos sus logros, los mejores han sido esta gira -que hasta el momento iba en la sexta semana- y que aunque nunca habían tocado en los lugares que estaban visitando (como Brighton) la gente fue a verlos. «El día que salió el disco fue muy especial porque estábamos en Alemania y la disquera nos lo envió. Verlo físicamente fue muy emocionante porque lo trabajamos 2 o 3 años y que la gente respondiera y lo comprara fue lo mejor porque uno realmente nunca sabe si a la gente le va a gustar, ¿cierto? Siempre es una apuesta» cuenta.

DSC02752

«Las letras son mi vida, la magia de la música es que acerca a las personas. La mayor parte del tiempo cuando escribo nunca sé si estoy feliz, o triste, o enojada. Las canciones me ayudan a descifrar mi estado de ánimo» – Jasmyn

Ella comenzó a escribir desde muy joven, como a los 10-11 años. La inspiración le llegó un día que estaba en las montañas Rocosas y vio una muy hermosa, así que escribió sobre ella. La belleza y la tristeza hicieron que se interesara por la poesía y a los 15 años sus poemas se convirtieron en canciones.

«Es muy orgánico, es básicamente lo que pasó en mi vida. Hacemos la música y sabemos que mi voz será el concepto. Cuando tenía 18 o algo así, empecé una banda de puras chicas con mis amigas y nadie quería cantar, así que yo dije: ‘lo intentaré’. Lo hice por dos años y después la gente comenzó a decirme que le gustaba mi voz, así que me convertí en cantante, aunque nunca tuve una educación vocal realmente» comenta sobre su proceso de composición y sus inicios como vocalista.

DSC02802

Setlist

Si hay alguien que haya servido como inspiración para Jasmyn, fue Patti Smith: «Ella es tan emotiva cuando presenta sus palabras, así que la admiro. De lo más nuevo, Courtney Barnett, creo que es muy cool. Ella están haciendo algo nuevo con la música, como lo hizo Karen O en su tiempo, es ese aire fresco» afirma.

A Weaves les han llamado raros, weirdos, término que no precisamente le encanta a Burke: «Hacemos música pop y creo que a nuestros shows viene de todo, gente joven y grande, no creo que sea para raros, es para cualquiera que aprecie la música y creo que esos términos son para alienar, queremos que todos sean parte de lo que hace Weaves».

Sobre sus presentaciones en vivo las describe como: «muy en tu cara, muy personal. Hay fuerza, sensibilidad, momentos de locura… somos muy meticulosos pero también nos volvemos locos y nos divertimos mucho». Eso quedó comprobado en el Prince Albert.

DSC02748

Ella no suele escribir mientras está de gira: «Probablemente comience cuando llegue a casa, queremos hacer el segundo disco pero es difícil así». Mientras platicamos, llegan los del lugar a darle una bebida. «Es mi vodka, lo necesito porque soy una escritora, perdón» dice mientras ríe.

La maldición del segundo álbum, después de que el debut es exitoso, persigue a muchos en la escena del indie. Ella comenta: «No quiero pensar en eso porque siento que me pondré nerviosa, así que ahorita me la pasaré bien en esta gira y ya cuando llegue a casa comenzaré a trabajar en eso. Me gusta aislarme y no tener muchas distracciones, así que tal vez después sienta la presión, pero en realidad sólo estamos haciendo la música que nos gusta».

Con una gran sonrisa, Jasmyn termina la charla y promete que nos enviará sus canciones favoritas hechas por canadienses por correo. Al fin las tenemos y ahora con orgullo les compartimos el mixtape de la semana:

Deja un comentario