REVISTA PICNIC Razor Master Printer y Graficante: Una plataforma de producción y difusión (Parte 2) - Revista PICNIC

En la nota anterior, para los que no la leyeron (pueden leerla dando click aquí), dividimos la historia de Razor Master Printer en 3 etapas: Antes del taller RMP, El taller RMP y el futuro del taller RMP.

Etapa 2: El taller Razor Master Printer

Hace 30 año Luis Lizaola, bajo la misma filosofía de ¨si no existe bien hecho, puedes hacerlo bien tú¨, decidió abrir el taller Razor Master Printer. Claro, desde el día uno no se llamaba así y no contaba con los super pulpos que garantizan el registro perfecto y etc etc. Inicio como todos, desde cero. Pero con la convicción de hacer las cosas mejor que todos.

La situación es que Luis se percató de que en Monterrey fallaban dos cosas: no existía alguien que lograra reproducir las obras de los artistas de una manera correcta y satisfacerlos. La segunda; el impulso a esos artistas y la cultura en general no existía. Así comenzó a reproducir piezas de los artistas que buscaban llevar su obra a más gente y lugares.

Su espíritu paternalista lo llevó a apoyar a innumerables talentos emergentes de Monterrey, creando co-ediciones donde Razor absorbía la mitad del costo de la reproducción y el artista la otra mitad. La condición era que, de igual forma, las piezas se repartían a la mitad. Corte A, El taller se llenó de las piezas que se quedaban con Luis.

Después de varios años, el paso siguiente y natural, era contar con un espacio para exhibir y comercializar todas las piezas.

Si el ideal era apoyar e impulsar el talento, se necesitaba un espacio para seguir haciéndolo después de imprimir.

De esta forma surge Graficante, la tienda de diseño que se convertiría en el escaparate de todos esos artistas cansados de no tener un lugar en Monterrey que los dejara expresarse y sobre todo que no se viera involucrado en la clásica, molesta y repulsiva burocracia con la que cuentan la mayoría de los espacios culturales del país.

Graficante se convirtió rápidamente en el espacio preferido para esos talentos emergentes y Luis comenzó a hacer lo propio para darle fuerza al lugar. Desde el 2014 que se inauguró, se han realizado actividades cada fin de semana; talleres de impresión serigráfica, charlas, exposiciones, clases, bazares y todo con el fin de fomentar la camaradería y la gráfica nacional.

El taller se alojó en este espacio que se convirtió en un lugar 360, donde los artistas pueden ir a aprender a imprimir sus piezas, reproducirlas, exponerlas y venderlas. Algunos, sólo algunos de los artistas con los que ha trabajado son: El Gran Chamaco, Alex Arizmendi, Netoplasma, Bastardines, Chak, Mocre, el fotógrafo Aristeo Jimenez, MOSTASHO, Chucho Ramírez, Cocolvú, Cesar Polack, Carlos Angoa y museos como Casa Luis Barragán.

Etapa 3: El futuro de taller Razor Master Printer y la tienda Graficante

“El ser humano tiene una necesidad creativa dentro de sí”

Para poder hablar del futuro del taller de Luis es importante saber lo que hoy está haciendo. Lo más importante es que no pierde el deseo por fomentar la camaradería y el de impulsar a los nuevos talentos. El cariño que la gente y los artistas le tiene a Razor lo ha llevado a traer a la CDMX su taller, el 1 de diciembre inauguro la sucursal de Razor Master Printer y de la tienda de Graficante en Casa Picnic.

La realidad es que la llegada de Luis a la ciudad le viene bien al gran esfuerzo que el maestro Arturo Negrete ha hecho a la par de Razor en el tema del impulso de la gráfica. Ahora los hemos encontrado en charlas y talleres compartiendo el conocimiento para evitar que la técnica de la serigrafía se pierda. Y muy por el contrario de pensar que llega Razor Master Printer para ser la competencia de 75 Grados del Maestro Negrete, nos muestran que se predica con el ejemplo y su hermandad la vemos en cada evento en el que se complementan para dar charlas, imprimir y platicar de la gráfica mexicana.

En la inauguración Razor reforzó su compromiso de seguir impulsando al nuevo talento y la unidad. Vienen muchos planes y actividades donde la protagonista será la gráfica mexicana y la serigrafía. En Graficante CDMX podremos ver artistas de Monterrey y a la sucursal regia vamos a poder mandar artistas chilangos. “Queremos comenzar a generar un dialogo e intercambio cultural real entre Monterrey y la CDMX, vamos a exponer y vender piezas de mis paisanos regios aquí en la CDMX y sucederá lo mismo con los talentos chilangos que quieran unirse a la comunidad que estamos formando”, “para que mostrar en sus lugares de origen a los artistas si lo que quieren es mostrarse en otros lugares”.

Razor no se preocupa por el futuro de su taller o de la tienda, se ocupa de lo que corresponde hoy y de no dejar sus ideales, para que el futuro se vaya formando solo. Sin duda existen planes, como lo que nos platico será su primer bazar en la ciudad, pero de eso no tenemos mucho permiso de hablar todavía, lo que si sabemos es que será con la esencia regia, un ambiente grande de camaradería y que seguro encontraremos al maestro Negrete y Luis ilustrándonos sobre la gráfica mexicana.