REVISTA PICNIC The Get Up Kids @ Bajo Circuito

Foto: Zepeda Bros ( matraortizph)

En recientes días, la Ciudad de México ha sufrido grandes estragos debido a la situación meteorológica que el país acecha; entre el tráfico,las calles llenas de agua y un frío crepúsculo de martes The Get Up Kids haría su primer show en nuestro país.

La presentación comenzaría con la actuación de Canseco, banda mexicana que comparte sonidos y generación con los ya no tan chicos emos de Kansas City. El público iba tomando un lugar dentro del recinto subterráneo, mientras otros optan por salir a la intemperie para fumar un cigarrillo, la noche comienza su transcurso.

A través de los años la música ha ido cambiando; los géneros musicales han ido mutando, mientras unos alcanzan un gran auge, otros pasan al olvido. En este caso particular el emo fue un sonido que llegó a explotar a finales de los noventa y principios del nuevo milenio, logrando una gran base de seguidores en nuestro país.

The Get Up Kids: El desprendimiento de los sentimientos.

Las diferentes entre el fake y el real emo son bastantes pero el común denominador son los sentimientos sobre todas las cosas; plasmar lo que vives, entre la felicidad, el amor o el odio. Fue así que la presencia de The Get Up Kids nos hizo viajar a los fantásticos años de adolescente.

Ante un lleno total, la banda comenzó agradeciendo por la espera pues tuvieron que esperar 22 años para hacer su debut en suelo azteca. Rápidamente el ruido y los sonidos hicieron su trabajo; entre lágrimas y interminables coros, las sensación nos encapsularon en el tiempo. Estrepitosamente, los acordes y los teclados nos entregaron temas como: «Holiday», «The One You Want», «Woodson» y «Valentine».

Los momentos del show eran intensos, el crowd surfing se hizo presente mientras la banda solo optaba por admirar la entrega del público; Incluso James Dewees paró la música para tomar una gran foto de la gente. Si recordar los viejos amores y lo trágico de la vida adolescente no fuera suficiente, la voz de Matt Pryor lucía perfecta y del mismo timbre que sus inicios.

Fue así que el desborde de emociones continuó con: «No Love», «Forgive and Forget», «Last Place You Took» y «Don’t Hate Me». El calor se aumentaba entre la cercanía del escenario y los asistentes, las primeras filas sufrían de empujones y golpes pues la gente bailaba y se sacudía sin control. Después de un breve encore el recorrido del show continuó dejando covers de The Cure y Replacements.

Para cerrar una emotiva presentación sonaron «I’ll Catch You», «Ten Minutes», «Out of Reach» y «Shortly». Al salir la lluvia continuaba su transcurso, mientras algunos integrantes de la banda conviven con los fans sobre la exhaustiva noche músical. Fue así la noche nostálgica de Get Up Kids.