REVISTA PICNIC Friendstival 2K17 @ Niza 40 - Revista PICNIC
SOUND GARDEN

Fotos: Pao Baltazar y Freddy Campos

Entre chubascos y una fuerte lluvia se encontraban los alrededores del Niza; todo a la espera de un nuevo Friendstival. Con una hora de retraso en las actividades, finalmente Islas subió al escenario. Alrededor de cincuenta personas se encontraban ya en el recinto, que poco a poco entraban en ambiente con la banda liderada por Ricardo Castillo.

Pronto Sadfields llegó a darle giro al ambiente, la gente se acercaba al escenario mientras sonaban los temas: “Falling Apart” y “I Don’t Know Why”, demostrando ser una banda joven con un futuro prometedor. Poco a poco y conforme el clima iba permitiendo llegaban más asistentes al recinto, algunos ya con máscaras de conejo y otros más con víveres en apoyo al S19.

Friendstival: Amigos, máscaras y diversión.

Si bien uno de los actos más esperados del friendstival era Fishlights presentación donde el baile, risas y excelente armonía brillaron en aquel lugar. Poco a poco el Friendstival tomaba ambientes de un mini festival, la gente recorría el venue dentro de los stands de merch y sobre el ya conocido cuarto lleno de espejos del lugar, todo pintaba de una manera espectacular.

El lineup sufrió modificaciones, después de todo esos accidentes las bandas que sí pudieron ofrecer su shows; se encargaron de darle un sabor único a la velada de sábado. Llegó el turno de Entre Desiertos, banda que ha logrado un nicho de fans en la ciudad. Los fronterizos utilizaron sus habilidades de multiinstrumentistas para deleitar y sorprender a un sector de los asistentes; entre aplausos, sonaron temas como: «Semáforo», «Poco a Poco» y «Fragmentos».

Sin ninguna pretensión, los músicos de las bandas se paseaban por el lugar, algunos conviviendo entre ellos y otros conociendo a sus seguidores. Fue así que dentro del ambiente de sencillez, tocó el turno de Big Big Love y Policías y Ladrones. Ambos proyectos han sido grandes propuestas emergentes, las cuales han tenido excelentes discos début.

Primero los chicos «Mijares» intensificaron sus sonidos, entre rasposos riffs y una promitente voz alegraron el venue con su aclamado Friendship; seguido de ello, la otra banda de la frontera causó sensaciones emotivas. Entre los dulces ambientes de un shoegaze y dream pop, la banda interpretó su debút Flores, para después dar un cover a Heroes de Bowie; perfecto para la ocasión y las fechas que recientemente pasaron.

La noche tomó el venue y los platos fuertes estaban por llegar. Primeros el garage y el lo-fi de Tijuana Panthers, para después abrir paso a las hipnóticas secuencias de Sleep Party People.

Digno del ambiente californiano, Tijuana Panthers ofreció todo dentro del stage. Carisma, sencillez armónica y una fina ejecución de sus melodías tomaron de manera increíble la vibra de los asistentes. Así sonaron varios temas como: «Foolish», «Send Down the Bombs», «Prayer Knees», «Boardwalk». El sudor y la energía hicieron que estos temas y los demás que completaron el setlist fueron momentos llenos de sudor y entrega en el mosh pit.

Para el acto principal, Sleep Party People saltó al escenario para ofrecer un interminable y un poco sufrido setlist. La gente desesperada pedía a gritos que el show comenzará pero los daneses tenían problemas en sus instrumentos y decidieron esperar todo el tiempo posible para que todo saliera de maravilla.

Después de eso la magia comenzó, vestidos con su tradicional outfit, su show manejó distintas atmósferas; mismas sensaciones musicales y un par de rudos fragmentos de ruido. La noche cerró de manera perfecta gracias a temas como: «Chin» y » I’m not Human at All». En pocas palabras los conejos por fin deleitarnos a los mexicanos.