REVISTA PICNIC HIM @Pepsi Center

CKY y Cerberus fueron las dos bandas teloneras durante la última noche HIM en México. Desde su inicios los actos previos lograron muy buena aceptación con un público que empezaba a llenar un recinto con capacidad para 7000 mil personas en su mayoría jóvenes de entre 20 y 27 años esperando ansiosamente a la banda de Ville Valo.

Minutos después de las  nuevo de la noche la banda salió a tocar en un foro totalmente lleno en medio de gritos y lágrimas por parte de sus seguidores. Con una canción muy característica «Bye Bye Love» de los Everly Brothers en forma de intro para dar paso a «Buried Alive by Love»  con poderosas guitarras y con la peculiar voz de Valo quién por momentos parecía carecer de fuerza posiblemente por ser su último concierto en la Ciudad de México.

Him : Una celebración de Amor Para el Adiós.

Esto como parte de su gira de despedida tras una trayectoria musical de 26 de años, además de ser la primer banda de su natal país en lograr el disco de oro en los Estados Unidos, un logro bastante difícil de conseguir ya que es complicado que las bandas europeas logren penetrar tal país con facilidad y prácticamente imposible colocarse en las listas de popularidad. Sin embargo durante toda su carrera sufrió varios cambios de alineación pero siempre conservaron su sonido original a diferencia de otras bandas de su mismo genero musical.

Nostalgia fue el sentimiento que caracterizo la noche,  ante las caras de sus fans; tanto tristes como alegres en un gira de despedida como el mismo bajista Migé lo menciona: » Este no será un festejo de lágrimas y tristeza si no una celebración del amor por el metal en toda su extensión de la palabra».

Conforme avanzaba el show se pudieron escuchar canciones como «Poison Girl» «Soul on Fire» y «Wicked Game» canción original de Chris Issak, en donde los chicos se mostraron agradecidos con México por el apoyo brindado a lo largo de su carrera evitando caer en la melancolía. «Join Me in Death» fue de las canciones más coreadas por parte de los asistentes en donde a lo largo de la noche no dejaron de cantar cada una de las canciones en las cerca de dos horas que duró.

HIM no decepciono a sus miles de fans que lo acompañaron durante su última velada en México, a reserva de una gira de reunión en un futuro, la ciudad no volverá a ver a la agrupación al menos durante un par de años. «Razorblade Kiss» y «Rebel Yell» fueron las encargadas de cerrar una noche totalmente mágica que dejo a los presentes más que satisfechos.

Fotos: Brenda Arriaga