REVISTA PICNIC Reyno @ Teatro Metropólitan - Revista PICNIC
MIRAI

Texto: Brenda Arriaga

La historia demuestra que existe un ciclo de vivencias a veces no tan afortunadas detrás de una banda de rock. Reyno, que inició su historia en 2012, entiende muy bien que el éxito se construye desde abajo y se concreta con la constancia. De esta forma, después de Viaje por lo eterno y Dualidad, los capitalinos presentan su tercer álbum El principio del Final, material que fue grabado en diciembre de 2016 en el Auditorio Blackberry.

Después de recorrer un camino musical de la mano de Zoé y pisar el escenario del Vive Latino y el Festival Pal’Norte, la banda alternativa ofrecería una íntima presentación con altas expectativas entre sus fans, para presentar su más reciente producción. Es así como Reyno se dio cita en el Teatro Metropólitan ante un retador “sold out”.

Antes de escuchar al acto principal, Benito Cerati en compañía de su banda Zero Kill, amenizó la espera con psicodelia musical y estrafalarios contoneos. Mientras el “venue” se llenaba, el hijo de Gustavo Cerati agradeció en todo momento y entregó palabras de amor a los asistentes. Al filo de las 20:00 horas los argentinos abandonaron el escenario para ceder el lugar a Reyno.

La consolidación de Reyno entre el público.

El Metropólitan se alistaba para recibir a Christian Jean, Pablo Cantú, Alonso Degert y Pablo Rojos. Las luces que salían del escenario se enfocaron en los instrumentos y entrada la noche entre sombras los músicos tomaron sus respectivas posiciones con una calurosa ovación. “Al principio del final” fue el tema encargado de abrir el concierto después de un breve “intro” galáctico.

Mientras se proyectaban pasajes cósmicos, sonaron temas conocidos por los espectadores como “Dualidad”, “Fórmula”, “Nunca me dejes” y “Ay de ti”. Entre canciones, Christian Jean aprovechaba para saludar y agradecer la asistencia de la noche. “Dos mundos” y “Fugitivo” abrazaron a la audiencia que se unió en coro hasta la última estrofa de la letra.

La noche fluía y los temas icónicos de Reyno sonaban a todo pulmón en el Metropolitan. La fiesta que ofrecía el grupo preparaba varias sorpresas como la compañía de Leonardo de Lozanne para cantar a dueto “Ahrimán”. Siguiendo con la magia, “Rayo de Luz”, tema del nuevo disco, fue interpretado enérgicamente.

El ambiente se impregnaba con “riffs” estridentes y poemas de amor. La velada llegaba a su fin mientras escurrían los temas “Hasta el último día” y “Viaje por lo eterno”. Sonó “Amarrado”, que arrancó gritos y los mejores pasos de baile de los presentes. Finalmente “Revivir” cerró el “setlist” y Reyno se ganaba el corazón del público que se había dejado evangelizar con su peculiar sonido sideral.

Fotos: OCESA / José Jorge Carreón.