REVISTA PICNIC Rhye @ Frontón México - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

Solo tuvo que pasar un año para que Milosh y compañía regresarán a México. Rhye se presentaba nuevamente en nuestro país en esta ocasión presentando de manera simultánea su segundo disco de estudio, Blood. Un show que a última hora fue sold-out tuvo como principales invitados la pasión descontrolada y la seducción a través del erotismo y las tenues luces.

Previo a su actuación, la música comenzó desde temprano en donde Ramona y LoFang acompañaron la noche que el Frontón México recibía, este último sumaba nuevamente una actuación con los canadienses en el suelo mexicano. Luego de estos dos sets de acompañamiento las luces se apagaron; entre una luz púrpura la banda salió y con un efusivo esfuerzo por sentirse propios a México comenzó el recital.

Con una canción tradicional en sus sets, y ante un coro acapela «3 Days» fue el primer tema a sonar dentro de este show. Tratando de hacer una comparación entre este y visita de hace un año en el Teatro Ángela Peralta, la conexión se sentía más sólida en la ejecución, una forma nueva de trasmitir esos temas que los consolidaron con su primer LP.

La forma de experimentar en la ejecución fue para Milosh el eje con más presencia. La presentación de Blood el día de su lanzamiento hizo que la banda nos demostrará todo eso que había preparado durante cinco años. En el público la seducción se desprendía en lo más profundo de los asistentes, los labios de los enamorados se conectaban en un beso ante los versos de «The Fall»o Last Dance»; así como otros dejaban en sus oídos el deleite de los largos jammings entonados.

Todo el show era un cúmulo de emociones, la voz en sí era un factor que nos enchinaba la piel en cada momento. Los nuevos temas eran aceptados de gran manera pues esa  fusión entre los instrumentos demostró que los ensayos y el tiempo de este nuevo disco había dado frutos.

Así Rhye demostraba el porque de esperar tantos años entre un disco y otro, se siente un trabajo final hecho con perfección en cada uno de sus componentes. Entre las demás canciones todo era una perfecta armonia, «Open» sonó mejor que nunca, «Verse, «Taste» y «Waste» eran un trió perfecto para el baile y el deleite musical, la dulzura se interponía en cada alma que el Frontón México recibió para disfrutar un show más de Rhye en la CDMX.

Fotos: Sharon Lugo