REVISTA PICNIC SALGADO: 100 países, un fotógrafo, una historia. - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Fotógrafo, documentalista social y fotoperiodista (Aimorés, estado de minas Gerais, Brasil 1944).

“Es uno de los fotógrafos más importantes del S. XXI”

– Hal Gould.

Salgado se graduó como economista por la universidad de Såo Paulo en Brasil. Fue en 1973 cuando decidió incursionar en el mundo de la fotografía, trabajando como fotoperiodista para la empresa Sigma y Gamma en París. Después colaborar con Magnum Photos.

Tras varios años trabajando como fotoperiodista, Sebastiao decidió crear su propia compañía, Amazonas Images. Junto a su esposa Lélia Wonick, se aventuró a viajar por más de 100 países para documentar e ir tras los pasos de una humanidad en continua evolución a través de guerras, trabajo duro y la vida misma.

Salgado es conocido por sus fotografías socio-documentales de naciones menos desarrolladas. En ellas nos deja ser testigos de conflictos internacionales, hambruna, sufrimiento y migraciones a causa de guerras y otras cuestiones.

Para este fotógrafo brasileño, las ampliaciones en blanco y son abstracciones que permiten eliminar distracciones, centrar la atención y concentrarse en lo que se quiere transmitir desde la personalidad, la dignidad, la profundidad de un paisaje, la textura de una roca, el sentir de un animal o el mismo clima de la naturaleza viva.

El trabajo de Salgado nos permite adentrarnos en un mundo de emociones, de sentimientos encontrados y de conflictos sociales que conocemos de manera externa, de los cuales tenemos una percepción pobre en comparación a la forma en que Salgado  nos hace sentir cada una de sus fotografías, notar cada encuadre, sentir el contraste y percibir los colores grises como alegrías o como tristezas, “Hay colores maravillosos que me dan muchos grises”  

Tras varios años de ser testigo de acontecimientos emocionalmente difíciles, Salgado se propuso un proyecto más pacífico (benévolo), que consiste en mostrar la belleza del planeta a través del Genesis. Proyecto con el cual se trató de revertir el daño que hemos causado  y conservarlo para el futuro. Crear una conciencia del hogar que tenemos y de lo maravilloso que aun es, a pesar del gran daño que el humano a causado.

Sebastiao nos muestra eso, no sólo a través de este gran proyecto, sino también por medio del gran ejemplo que dejó, al trabajar en el año 90 en la restauración de un pequeño bosque en Brasil, el cual junto a Lélia, lo convirtieron en una reserva natural, creando así el instituto Terra, dedicado a la reforestación, la conservación y educación ambiental.

Con ello, confiesa haberse convertido en algo más que un fotógrafo de paisajes, sino un contador de historias y ahora, cuenta la del planeta.

Salgado es embajador de buena voluntad de UNICEF, así como miembro honorario de la Academia de las Artes y las ciencias de E.U. Cada uno de sus proyectos fotográficos están presentados en libros y recopilados en su Documental “La sal de la tierra”, una película de Wim Wenders y Juliano Ribeiro Salgado, nominada a mejor largometraje documental 2014 y premio de San Sebastián en el mismo año.