REVISTA PICNIC San Pascualito Rey @ Plaza Condesa - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

Con el pretexto de presentar su nuevo material discográfico que lleva por título Todo Nos Trajo Hasta Hoy, San Pascualito Rey reunió a sus fans el pasado 3 de junio en El Plaza Condesa. Este material es el primero que publica la banda en 6 años, después de que Valiente emprendiera la tendencia de las esperas largas entre los materiales que Pascual Reyes y sus grupos. Ante un Plaza relajado, pero cautivado por el sonido que ofrece esta banda, el concierto fue en sí un vaivén entre lo oscuro y lo guapachoso. Quienes son seguidores de la banda, pudieron disfrutar de las nuevas canciones y los éxitos que los caracteriza como agrupación, mientras se dejaban llevar por el desamor, dolor y un esqueje de la cumbia, todo mezclado en una misma noche.

Lo que en un principio parecía ser un concierto muy plano y carente de matices, se reanimaba por periodos gracias a los cambios de ritmos, alternancia entre sus canciones y sobre todo, el gran cariño por parte de sus seguidores, quienes no dejaron de cantar entre el juego de luces principalmente moradas y verdes. Su nuevo material fue bien recibido con temas como “Aquí estaré” (primer sencillo de su reciente material y estrenado desde el 2015), “Lo que quieres ver”, “Nunca te voy a olvidar” y “En la oscuridad”, además de tocar sus éxitos, los cuales fueron sumamente coreados, tales como “Salgamos de Aquí” y “Caemos o Volamos”.

Los integrantes de San Pascualito Rey fueron apareciendo uno por uno sobre el escenario. Pascual Reyes fue, por supuesto, el primero en acaparar las luces del lugar acompañado de su guitarra y su inconfundible voz, mientras tocaba “¿Por qué?” con una grabadora, así, sin mayores presentaciones.

Todo Nos Trajo Hasta Hoy…

El segundo en pararse frente al público del Plaza fue Juan Morales, con su incansable y oscuro bajo, para tocar uno de temas más exitosos de San Pascualito, “Beso de Muerto”, que al instante llenó de voces todo el lugar con la pregunta imposible sobre ¿a qué sabe el beso de muerto? El tercero en aparecer fue el guitarrista Alex Otaola, quien trajo consigo un cúmulo de fans, quienes no dudaron en gritarle y chiflarle al verlo aparecer con su gorro de rastas falsas y su energía sobre el escenario. Por cierto, Otaola fue, sin duda, uno de los integrantes que mantuvo a tope la energía que se manejaba en el concierto, gracias a su estilo desenfrenado y apasionado al tocar.

No fue sino hasta que presentaron a Milo Froideval, productor ganador de Grammy, compositor del score de muchas series y productor de Todo Nos Trajo Hasta Hoy, que Pascual dirigió unas palabras a su público, y a partir de ello, el ambiente cambió.

Por su parte, Luca Ortega, baterista de San Pascualito Rey, supo llevar y alterar los ritmos que iban desde los beats oscuros hasta los minutos más movidos, donde Pascual, influenciado por la aparición del trío de Los Trombotones, no se contuvo y comenzó a bailar al ritmo de “Bailón”, antes de pasar a “Te Voy a Dormir”, para seguir con las canciones que hicieron de Sufro Sufro Sufro su álbum más aclamado por los fans. Finalmente, el encore estuvo conformado por canciones como “Disturbio”, “Tuyo” y finalmente “Flush”.

Si eras lo suficientemente ajeno a la banda mexicana, posiblemente no entenderías la euforia que por momentos se vivía en El Plaza, cuando, por ejemplo, comenzaron a tocar Olvídate, confirmando que la voz de Pascual es una de las más potentes que tiene el rock nacional. Al mismo tiempo, los asistentes pudieron entender por qué San Pascualito Rey se ganó un lugar en donde sólo cabe el sonido suave y repetitivo de Zoé. Las mezclas, entre los sonidos oscuros, con la música tradicional mexicana y los ritmos caribeños, logran reunir ese folklore que es el mexicano, que ejemplifica el mito de San Pascualito, el santo no reconocido de la muerte, que lleva a los difuntos bailando hasta el otro mundo.

Fotos: Freddy Campos.