REVISTA PICNIC Skribe (Kinto Sol): sobre Lo Ke No Se Olvida y Trump - Revista PICNIC

En la icónica película Blood In, Blood Out –o mejor conocida en nuestro país como Sangre por Sangre- hay una parte donde Cruzito le comenta a su hermano Juanito, tras acabar una pintura en el cofre de un auto, sobre el reino de Aztlán que abarcaba desde México hasta una parte de California y que algún día Quetzalcóatl regresaría para reclamar nuestro reino. Pensando en esta alegoría y todo lo que representa la película podemos decir que de una u otra manera la comunidad de bronce que está en el otro lado ha tomado bastante fuerza, dejando de ser una minoría, convirtiéndose en una fuerza central en Norteamérica.

Al menos muchas personas lo percibimos así y entre ellos está el rapero Skribe del grupo Kinto Sol, quienes han sido más que un grupo de rap ‘chicano’, ya que se han convertido en representantes y portavoces de la raza de bronce en el ‘gabacho’. Como una especie de sincretismo han adoptado una cultura relativamente ajena a la suya (el hip hop) y le han dado el sello distintivo plagado de esta identidad chicana, apelando más a los simbolismos mexicanos.

Hay que recordar que la música de Kinto Sol ha sido utilizada en programas de National Geographic y también formó parte del soundtrack de la serie televisiva The Shield. En tiempos más recientes han recibido un premio Billboard.

Resultado de imagen para Kinto sol Skribe

«Siempre he hecho las cosas sin esperar nada a cambio»

«Creo que el hip hop nació de la nada, siempre he hecho las cosas sin esperar nada a cambio, uno debe de dejar que el esfuerzo dé sus frutos. Creo en hacer lo que nos gusta de la mejor manera, para cuando una persona del medio se nos acerque pueda ver los discos sólidos y vea que lo que hacemos no es mero juego. La cosa es seria con el hip hop en español y más ahora que está creciendo y se está expandiendo por todo el mundo. Los exponentes nuevos tienen mucho talento porque tienen escuela de donde escoger, de todos lados. Hay que seguirle dando sin esperar nada a cambio. No miraba la meta, sólo el camino» – Skribe

Bajo este estatuto, Kinto Sol se ha hecho de un nombre y de una reputación que les ha dado aproximadamente, 10 álbumes de vida -actualmente están promocionando su décima producción Lo Ke No Se Olvida- con una esencia la cual nunca se ha modificado. «Genio y figura hasta la sepultura» sería un dicho adecuado para definir la música de este grupo y el porqué sigue manteniendo y sumando nuevos ‘soldados’ -así los describió Skribe-.

«Siempre nos hemos mantenido fieles a nuestra música, nunca hemos dicho: ‘vamos a hacer esto o tal cosa porque es lo que está pegando’. Siempre hemos mantenido la línea»

«Seguimos siendo inmigrantes»

Al ser un exponente dentro de dos culturas -tanto norteamericana como mexicana- opina que existe una sobreoferta de raperos -gracias al Internet- y que a pesar de que las cosas estén creciendo de buena manera, le decepciona un tanto el hecho de que todos estén copiando uno a otro. La pérdida de identidad en el rap y la sobreoferta de música en ocasiones le quitan credibilidad y poder al género.

Otra que se puede considerar un arma de doble filo es la proliferación de las batallas de freestyle dentro del hip hop tanto en nuestro país como en las ligas ‘gabachas’ consideradas ‘pochas’ -Velorio y Dios Barras-. Al cuestionarlo sobre lo expuesto anteriormente y sobre las batallas en ambos países respondió:

“Creo que es algo muy importante para los artistas: no perder su esencia. Muchos de ellos hacen música buscando el reconocimiento y no el que los escuche la gente. En México hay mucho hip hop de calidad pero veo que está perdiendo la identidad (…) ahora no sabes a quién están copiando.

En cuanto a las batallas, considero que es como el boxeo o UFC porque es un espectáculo de una u otra manera y está bien que la gente pueda acercarse así al hip hop. Creo que se complementan una con la otra, lo que sí puedo decir es que veo difícil que un rapero que se dedique a hacer canciones sea bueno batallando y viceversa»

https://i.ytimg.com/vi/w0iR3Oec7so/maxresdefault.jpg

«La música debe de ser natural»

Lo Ke No Se Olvida es el disco donde se puede percibir a un Kinto Sol más maduro. Skribe refiere que antes que todo, él suele ser el autocrítico más fuerte sobre su trabajo, no suele forzar nada y demostrar en la música quien realmente eres.

«El hip hop es la experiencia de lo que vives. Tienes que ser tú mismo, se trata de conectar con la gente, no el tener habilidad»

Al ser uno de los portavoces más representativos, quise escuchar su postura sobre el presidente Trump y el discurso de odio que trae contra la comunidad hispana -sobretodo contra los mexicanos-

«La postura de Kinto Sol es el reflejo de la postura de la gente, de la mayoría. En nuestra música nunca dejamos atrás la vida del inmigrante ya que nosotros también somos inmigrantes a pesar de que ya tenemos tiempo de radicar en Estados Unidos. Nunca nos olvidamos de donde venimos ni quienes somos. Todo esto lo plasmamos en los discos. Sea el presidente que sea, no puede contra una fuerza necesaria e irremplazable.

Lo que les molesta es que cada vez tomamos más fuerza, te diré un ejemplo: antes un inmigrante era un lavaplatos, ahora es el dueño del restaurante. O ahora los hijos de los inmigrantes cada vez están más preparados profesionalmente, son doctores, abogados, etc.

Por eso este tipo le comenzó a meter miedo a la gente. Imagínate, la economía está mal y les dices que les quitarán sus casas y demás y es obvio que te darán el voto. Por eso ganó, por el miedo»

Al escuchar esto sobre la comunidad hispana en Norteamérica, fue inevitable recordar el fragmento de Sangre por Sangre que en el principio del texto mencioné.

Y ya para finalizar, pregunté qué era lo que venía a futuro, por lo que me dejó muy en claro que Kinto Sol seguirá haciendo música y un par de detalles más reveladores.

Skribe nos relató sobre el documental que viene en camino y un libro que de manera curiosa conecta las 10 portadas de los discos de Kinto Sol donde en sus propias palabras «relata una historia. Y como siempre, la música está presente».