Revista Picnic logo

Dentro de la escena hip hop en nuestro país hay ciertos puntos en el mapa donde algunos de sus exponentes han destacado y poco a poco comienzan a forjar un sello distintivo. Un claro ejemplo de esto está en que ciudades como Monterrey y Ciudad de México han tenido a grandes íconos que impulsaron este género en tierras aztecas.

Grupos como Control Machete o La Vieja Guardia le dieron sello e identidad al rap de nuestro país. Sin embargo, también otros exponentes comenzaron su carrera en terrenos más áridos y distantes. Uno de ellos, originario de Los Mochis, Sinaloa comenzó a abrirse paso dentro de una cultura casi inexistente en el país a mediados/finales de los ochenta. Su nombre es: Javier Pérez Espinoza a.k.a Elote el Bárbaro.

A los 7/8 años comenzó viendo a los cholos de su barrio plaquear en las paredes de su vecindario. Después conoció el breakdance a través de aquellos innovadores del baile que comenzaron a realizar piruetas en el aire al ritmo de high energy, sin embargo, no sería hasta después que se conocería la música propia del breakdance. A pesar de esto el contacto con el rap había sido con grupos del mainstream gabacho como 2 Live Crew, Vanilla Ice, MC Hammer, sin serle de mayor relevancia.

La cercanía con el gabacho permitió que el intercambio cultural entre ambas naciones fluyera un poco, gracias a esto el día en que su vida cambió fue cuando tuvo entre sus manos un pequeño cassette de Ice T (The Tower) donde el rap que éste hacía no era bailable, sino la lírica jugaba un papel más importante.

Al no saber realmente que decía, sabía que la música era el lenguaje universal y lo que Ice T escupía tras el micrófono era una lírica con contenido. Y sin pensarlo mucho más comenzó a rapear aproximadamente a la edad de 12/13 años, sin mucho contenido en sus letras/rimas/barras.

elote

Tiempo después, ya entrada la década de los noventa, el rap de Estados Unidos estaba en su máximo esplendor con unas líricas más maduras y elaboradas. Después de finalizar la etapa con 91X, comenzó a regalar cintas con la música que había hecho, al ser un pueblo chico, pronto la escena musical -no solamente del rap- sabía de su presencia y las propuestas de armar algo en conjunto no se hicieron esperar.

Con músicos en vivo y barras pesadas: 9207 apareció con un accidentado feeling parecido a los grupos de nü metal que sonaban en ambos lugares del mapa (México y Estados Unidos) como Resorte, Rage Against the Machine, Red Hot Chili Peppers, Limp Bizkit, entre otros. El Bárbaro recuerda que cuando se encontraba en el escenario, se sentía mucha fuerza y potencia.

Sin embargo, después de andar acarreando a los músicos, con las alineaciones inestables y un trabajo desgastante y poco redituable, El Bárbaro decide dejar atrás esta etapa para dar paso a un nuevo ciclo en su carrera musical como solista, a pesar de querer dejar de hacer música.

La década de los dos miles había comenzado y la escena del rap cambiaría para siempre, como lo dijo el entrevistado:

“La Internet la metió con todo y huevos”

16 años después

Con un sol digno de la desmadropolis infernal, la actividad en el Centro Histérico de la Ciudad de México estaba en su mayor esplendor: gente saliendo de sus respectivos trabajos, algunos comiendo, algunos en plena jornada.

Tras visualizar donde sería la cita, subí por las escaleras de un viejo edificio que alberga varios negocios, entre los cuales destacan un estudio de piercings y tatuajes, una escuela de pole dancing y la tienda donde sería la cita para entrevistar a Elote El Bárbaro. 

En un pasillo largo se encontraban los fanáticos que esperaban la hora para poder entrar: tomarse una foto, platicar con el rapero, adquirir su nuevo disco, tener un placazo…

Sin planearlo, saltándome la fila “me colé” al punto. Entré a una tienda plagada de streetwear nacional, en busca del objetivo, quien se encontraba tras una pequeña mesa con toda una parafernalia en torno a su figura: discos, pins, encendedores, playeras, cuadros, etc.

Elote el Bárbaro se encontraba hablando con dos personas sobre el proyecto/convenio/dupla que tiene con Baby Face de INK INC. Dicha compañía tiene por nombre Psycho Nation y busca impulsar la música independiente de calidad con una serie de artículos que permitan ganancias redondas tanto a músicos como creativos. Al inmiscuirme en su plática me enteré que este nuevo disco (Tiempos Muertos) tuvo un antecedente con el EP de Rodar y Rodar y que fue impulsado por esta nueva compañía.

Sobre Tiempos Muertos

Psycho Nation nació en 2009, y las rolas de Rodar y Rodar forman parte de este nuevo disco. Al escucharlo, puedes percibir una amplia gama de temáticas en sus tracks. La razón por la cual esta nueva producción lleva este título es porque fue un proyecto que fue por estadios, ya que tanto Elote, como Lenin Peña y Moises de Rima y Razón se encargaban de darle forma al disco en sus casi inexistentes tiempos libres.

“Tiempos Muertos nació cuando comenzó toda esta cagadera de la guerra contra el narco; cuando se empezó a poner bien culera la situación en todo el país. El concepto puede significar esto o puede significar el otro. El disco está influenciado por la situación del país sin ser un reporte de guerra (…) por ejemplo, escuchas la rola de “La Calle Enferma” y no te menciona a los narcos, pero sí te menciona cómo se ha modificado la vida allá afuera y yo te puedo decir a qué se debe(…) La gente cambia su percepción de la situación en la calle; ya no puede tener vida nocturna. Cuando hay balaceras o ejecutan a la raza, la gente ya no sale por miedo. Inclusive en la rola hay una frase que dice: ¿y a ti qué te queda: un toque o un toque de queda?

Underground es una circunstancia, no una preferencia

Algo que ha caracterizado a este rapero, es que todas sus letras tienen un porqué, no existe un contenido de relleno. Hasta la letra más banal tiene una razón de existir, tiene un mensaje. Él mismo llama una propuesta a cada uno de sus tracks.

“Yo le saco la vuelta a los calificativos de ‘rap real’, ‘rap conciencia’ esas son puras puñetitas bien ricas. Yo voy más allá (…) underground es una circunstancia, no una preferencia, el término es muy ambiguo (…) nadie tiene la razón sobre este tema. Cuando me preguntan si soy underground yo contesto: ‘yo soy artista independiente y en mi estricto conocimiento sobre esto soy underground porque no tengo ninguna maquinaria detrás de mi, una maquinaria musical respaldándome'”.

La Internet ha sido una herramienta de gran utilidad pues con la llegada de softwares musicales, descargas, comunicación con personas alrededor del globo terráqueo, etc, etc. ha creado una gran revolución en la vida del ser humano.

Respetar al fan

“He tratado de sacarle el mayor provecho posible. La mayoría de los acercamientos para salir a tocar o hacer otras cosas no hubieran sido posibles sin la Internet. La manera en que capitalizo o canalizó mis energías es en pensar muy bien el siguiente paso que daré, también está el apoyar a otras personas que hacen música (…) creo que cada quien encuentra su fórmula acorde a sus necesidades artísticas con estas herramientas digitales (…) Una cosa lleva a la otra (…) un fanático va a querer algo más allá de tu música (…) va a querer sentirse parte de algo, sentirse cercano (…) acá en Psycho Nation buscamos darles calidad ya que es una manera de respetar al fan”.

Después de esto, me comentó que también se viene una serie de videoclips del mismo disco -ya se estrenó “Rocas Frías”- y que la producción de nuevas rolas no va a parar, pero esto es a futuro. Se viene un nuevo proyecto, pero esto se queda en un completo y absoluto misterio.

También vendrá Cigarros Sueltos que es un tentempié antes de que llegue el nuevo material pesado. Este EP tiene algunos tracks sueltos para esos fanáticos adictos al rap que no pueden estar mucho tiempo sin su dosis. Por otra parte, comentó sobre un EP con Saks de España donde SyckSyllables de la Plaga colabora. Hay mucho material en espera.

Elote el Bárbaro supo esperar para poder trabajar con grandes figuras dentro del hip hop como Sinful Sick Jacken de Psycho Realm. Así que ya saben, no hay que perderle la pista porque el Bárbaro aún tiene mucho que rapear y mucha música para dar.

Al finalizar la entrevista, tras de mí estaba ya la horda de fanáticos listos para convivir con el Elote y cual fue mi sorpresa que al salir, la fila de espera se había alargado un buen tramo ¿y qué querían? si el Bárbaro mas que un rapero referente, es una leyenda viviente.