REVISTA PICNIC Suede @ El Plaza Condesa - Revista Picnic
Revista Picnic logo
picnic_pam2017

Suede o la nostalgia por una época que se fue

Por Guillermo Rivera Escamilla

Las diferentes emisiones de El show de Jools Holland que transmitía el Canal 11 del Instituto Politécnico Nacional, los videos musicales que pasaba el entonces Canal 28 desde el Cerro del Chiquihuite en la (ahora sí) Ciudad de México, las incontables horas monitoreando Radioactivo (hoy Reporte 98.5), para escuchar y eventualmente grabar tu canción favorita… sin locutores, ni anuncios comerciales; el slam en los conciertos y el “amo de los boletos” como la única opción –todavía al día de hoy- para adquirirlos.

Todos son recuerdos evocados a partir de la presentación de Suede, el pasado sábado 19 de noviembre en El Plaza Condesa –previo a su actuación como parte del Festival Capital-, ocasión ideal para interpretar completa su más reciente producción discográfica: Night Thoughts y al mismo tiempo, presentar la película dirigida por Roger Sargent. Después, un set con los mejores éxitos de la banda originaria de Londres, Inglaterra y conformada actualmente por Brett Anderson, Mat Osman, Simon Gilbert, Richard Oakes y Neil Codling.

La velada comenzó bastante sobria, con unas bebidas para refrescar la garganta antes de empezar a cantar y gritar a todo pulmón. Parejitas con acento norteño por aquí y por allá, hablando de por qué viajaron desde otros estados sólo para ver a Brett Anderson y compañía. La luz se apagó y enseguida comenzó la proyección del filme, musicalizado en vivo por los creadores de éxitos como “Animal Nitrate”, “Trash” y “Beautiful Ones”.

Una actuación-cinematográfica que mostró la lucha de un hombre ante las adversidades que enfrenta: El desmoronamiento de su familia, la perdida de un hijo en la inmensidad del mar, el proceso de duelo (negación- resignación), la partida del ser amado y finalmente él, convertido en polvo de estrellas al final de todo. Por breves instantes, los efectos conseguidos a partir de la iluminación, permitían apreciar a todos o alguno de los integrantes en un trance musical profundo… ejecutando su instrumento.

Al término de la primera parte, ocurrió un intermedio y eso dio paso a la actuación en directo del grupo, ya sin pantallas de por medio. Brett Anderson se adueñó del escenario, aventando el cable del micrófono, enredándose o bailando con él, saludando al público eufórico y mientras lo hacía, nos transportaba a esos días en que había que estar pendientes de la radio para grabar nuestra canción favorita de Suede.

La vida sigue su curso, los conciertos van, el tiempo pasa y no regresa, pero los recuerdos –si es que supimos cómo musicalizarlos- siempre estarán ahí, latentes… para resurgir en el momento menos esperado de un concierto, cuando suena “la canción perfecta”; como pensamientos nocturnos que evocan con  nostalgia una época que se fue… pero que Suede supo recrear muy bien en poco más de una hora.

Fotos por Taviz Corona

Guillermo Rivera Escamilla

Maestro en Estudios Políticos y Sociales; Licenciado en Ciencias de la Comunicación con diploma en Divulgación de la Ciencia y alumno de la carrera de Estudios Latinoamericanos en la Facultad de Filosofía y Letras de la UNAM. Actual responsable de Videoteca en la Unidad de Servicios Audiovisuales de UNIVERSUM, Museo de las Ciencias. Ha colaborado en el Sistema Nacional de Noticiarios del Instituto Mexicano de la Radio (IMER), las revistas Indie Rocks, Zócalo y el desaparecido portal universitario escrutinio.com.mx