REVISTA PICNIC Sunka Raku: la cuarta película de Hari Sama - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

Hari Sama, cineasta mexicano, presentó en Cine Tonalá su cuarta película titulada Sunka Raku: alegría evanescente, documental que retrata la vida de Roberto Behar, un músico y publicista que posterior a una autoreflexión sobre momentos catárticos de su infancia, conoció la “ceremonia del té”, una actividad en la que encontró un método de terapia que le generó reconciliación y paz interna.

    

Este evento forma parte del arte de la preparación del té verde en la que se busca generar experiencias espirituales, estéticas e intelectuales a todos aquellos que la practican. Cuando Behar se acercó a esta actividad, construyó en el Ajusco casas de té japonesas y comenzó a impartir clases sobre este ritual.

     

 

 

 

 

Luego de haber sufrido un accidente automovilístico, en el que su hija perdió la vida, Hari Sama comenzó a buscar diferentes tipos de actividades terapéuticas que pudieran ayudarle a enfrentar su duelo, y encontró en Behar y sus clases de la “ceremonia del té”, un camino hacia la aceptación y sanación.

Al entablar diversas conversaciones, el cineasta vio en la vida de Behar una historia que debía contar, sobre todo cuando hablaban de las minuciosas reglas de construcción de las casas de té, el abuso que vivió en un internado, los fracasos durante su trayectoria musical y el cómo encontró en la publicidad una fuga de su realidad.

El estilo cinematográfico de Hari Sama se caracteriza por humanizar los momentos catárticos de sus personajes o entrevistados. En entrevista para Revista PICNIC dijo: “siempre intento acercarme a sus realidades trágicas con compasión, respetando sus procesos y mostrarlos tal como son, sin dramatizarlos”.

Sama ha recibido premios en por el Festival Internacional de Cine de Morelia, el Hanoi International Film, entre otros. Y dentro de sus próximos proyectos fílmicos se encuentra el corto documental Ya nadie toca el trombón que trata sobre la vida de uno de los 43 desaparecidos de Ayotzinapa; y Esto no es Berlín, la producción cinematográfica más grande de Sama y que actualmente se encuentra en la etapa de post producción.