Revista Picnic logo

Te prometo anarquía: La estética Ciudad de México

Han reducido a una mala idea hablar de la Ciudad de México como personaje. Un crítico de cine ha dicho por ahí que simplemente pensar en la ciudad como personaje es reduccionista. No lo creo porque la ciudad cambia permanentemente. No es la misma ciudad de 1950 en Los Olvidados de Buñuel que la ciudad de los años dosmiles en Amores Perros de Iñarritú.

La Ciudad de México desde mi punto de vista sí es un personaje en sí mismo. Lo mismo que muchas otras ciudades y lugares de todo el país. El argumento del centralismo es válido porque aquí se concentra y exagera todo.

Pero hay muchas más ciudades del país retratadas en el cine, tal vez sin la continuidad de la capital de México que por obvias razones tiene demasiada concentración de poderes.  Esas obvias razones son parte de un devenir histórico del que muy pocos deben estar interesados.

Debería haber muchas ciudades retratadas, eso significaría más pluralidad y más realidades retratadas. Poco tiene que ver la realidad tijuanense con la poblana o tapatía. Si hay que ir descentralizando que mejor que comenzar a hacerlo a través del cine.

La Ciudad de México puede ser revisitada por las películas que se han hecho en esta urbe. Desde nacionales a extranjeras. Y nunca verás la misma ciudad. No es posible, depende dónde y quién pone la cámara. No es fácil retratarla, no es tan fotogénica como NY o París.

Tiene su grado de dificultad por su luz dura quemadora presente la mayor cantidad del día. Muchos malabares fotográficos para hacerla lucir, su arquitectura urbana en general no es particularmente interesante. Es muy variada. Y definitivamente nunca es la misma esquina por la que pasas diariamente después de pasar una cien veces seguidas.

La ciudad cambia y se transforma, raramente cambia para bien pero se pueden construir ambientes tanto futuristas como clásicos. Es difícil hacerle justicia a una ciudad tan compleja y complicada. Pero se ha hecho, se ha intentado mucho. Si se logra la puedes volver entrañable y hasta extrañarla cuando la ves de lejos, fuera del país.

El paisaje urbano en esta ciudad se ha transformado y ahora sin darte cuenta a nadie interesado en el paisaje urbano, lo que más se ve en los fondos de las películas son taquerías, Oxxos y gas PEMEX. Los ves tanto que ya los dejas de ver y lo mismo les pasa a los scouters de locaciones y a los directores de arte, aparentemente y sobre todo tratándose de exteriores.

Pero se sigue insistiendo con encontrarle la cuadratura al círculo de como poetizar esta ciudad y sin duda alguna la película Te prometo anarquía lo logra a través de un ojo muy especial de la fotógrafa María Secco y la mancuerna con el director Julio Hernández. Vale mucho la pena ver en pantalla grande este retrato de ciudad como personaje.

DÓNDE: Av. Monterrey 219, esquina Tapachula, Colonia Roma Norte, México D.F.

CUÁNDO: 22 y 28 de septiembre. Cita 8pm. Proyección 8:45pm. Reserva con tu nombre y número de lugares vía inbox en la fan page de “El Cinebar