REVISTA PICNIC The Psychedelic Furs @ Plaza Condesa - Revista PICNIC
Todas la pecas del mundo

Fotos: Freddy Campos.

Durante dos noches seguidas la ciudad se vio envuelta en un matiz lleno de música old-school. Fueron dos días en los que la influencia del new wave conquistó a los capitalinos, después de lo mágico y energético que fue el show de OMD llegó el turno de Psychedelic Furs banda que haría su segunda presentación en nuestro país.

Evitando los estragos del clima, El Plaza lucía sobrio, las vestimentas de los asistentes eran en su mayoría oscuras dando el toque de un show poderoso en todos sus aspectos. Para comenzar la noche Has a Shadow entregó poderosos riffs mezclados una pulcra y fina presentación la cual llamó la atención de los asistentes pues que el coche de sonidos entre las dos bandas resaltaba en cada momento.

El bello carisma de Psychedelic Furs.

Después de unos minutos de espera el momento de P. Furs sobre el escenario comenzó. A pesar de la edad la banda se movía y bailaba con mucha energía. Richard Butler con el mismo carisma de siempre se sacudía por cada rincón del escenario, mientras a sus costados Rich Good y Paul Garisto lo acompañaban. «Dumb Waiters abrió la noche seguida de grandes canciones como «Heartbeat», «The Ghost In You», «Heaven»y «No Tears».

Todo era felicidad, la voz, la música y la gente se acoplaron en todo momento entregando una presentación exquisita. Después de verlos en el Corona Capital, los años han puesto nuevamente a Psychedelic Furs como unos iconos dentro de un estilo new wave y el post punk. Los momentos gloriosos de la noche llegarán cuando la banda interpretó «Love My Way y Pretty In Pink»y «Mr’ Jones».

Entre una linea de bajo suave y los destellos del saxofón el concierto era perfecto. Durante todo el set la banda lucía feliz y con ganas de seguir tocando entregando todo un recorrido por su trayectoria, en donde pudimos disfrutar más canciones como «Highwire Days», House, «Alice’s House» y «All that Money Wants». Después de un encore y una grata versión para Pretty In Pink la banda abandonó el escenario.

En esos momentos las voces del lugar narraban lo vivido, los celulares capturaban las lunes del escenario. Entre aplausos y una gran bienvenida, los británicos dieron tres canciones más. Así fueron sonando «President Gas», «Heartbreak Beat» e «India».

«Esta es nuestra segunda visita a México, muchas gracias por todo, buenas noches»… fueron las palabras del adiós para P. Furs dejando un grato sabor de boca. Pocas veces logramos tener shows con bandas emblemáticas, entre el sueño de recordar a una época dentro de la historia de la música, el concierto de Psychedelic Furs juntó a varías generaciones que plasmaron sus deseos a través de lo bello que puede ser un viaje al pasado.