REVISTA PICNIC Tortoise: Evolucionando rock desde lo mínimo - Revista PICNIC

Más de 25 años de carrera y siete discos respaldan a uno de los nombres más importantes que se ha visto salir de Chicago y ese nombre es Tortoise.

Dan Bitney, John McEntire, Douglas McCombs, Jeff Parker y John Herndon conforman actualmente, uno de los grupos considerados como una piedra angular (para algunos) del desarrollo y expansión del post-rock en los Estados Unidos. Cada uno de ellos, tanto los que permanecen, como los que se han ido del proyecto, no han formado parte de grupo sólo por «tocar»cierto instrumento. Cada uno ha sido responsable de caracterizar el estilo e influencia de cada disco y cada grabación.

Sin embargo, y aunque gran parte de la crítica y de los medios acerca a Tortoise más al post rock, lo cierto y lo bello, es que el conjunto resulta complicado de clasificar. Para fortuna de ellos y para infortunio de la comodidad que brinda una taxonomía de géneros musicales, Tortoise se escapa como agua entre los dedos a la hora de intentar responder a la pregunta: «¿y qué tocan?«

Puede empezarse por decir que su sonido es principalmente instrumental, pero no es fundamentalmente sentimental. A diferencia de otros ejecutantes del post rock, en Tortoise no habita una sensitividad excerbada ni sumamente retrospectiva, tímida ni sentimental.

Tortoise es una paleta de ritmos que puede cambiar desesperadamente, sin necesidad de voz alguna.

En un mismo disco se permiten jugar con el garage, punk o un sonido jazzístico. No obstante la abundancia de elementos, instrumentación y  progresiones, se mantienen siempre lejos de llegar a lo barroco. Siempre se ejecutan desde lo mínimo.

Pero etiquetarlos en lo experimental consistiría en caer nuevamente en la necedad de recurrir al cajón de sastre de siempre. Tortoise tiene en mente al rock como los cimientos sobre los que fue construyendo su propuesta, pero no es sólo eso. Se permite tomar prestados los juguetes del dub y de la electrónica para moldear lo propio. Para tomar parte del proceso de transformación sin el que la música nunca alcanzaría su amplitud y riqueza.

Tortoise

La banda de Chicago no es titán de nada, ni tiene títulos nobiliarios en asuntos de ventas, premios, o nominaciones. Pero sabemos bien que eso no lo dice todo; al menos, nunca más que la experiencia sensorial y personal. El conjunto avanza a su propio ritmo, pero no permanece estático.

Tortoise visitará la Ciudad de México nuevamente para presentarse en el Festival Aurora para promocionar su último material en casi diez años, The Catastrophist, publicado el año pasado. Además de constituir uno de los actos con mayor cantidad de expectativas, puede adivinarse que seguramente darán uno de los mejores shows del festival.