REVISTA PICNIC Tres años de INTRSTLRS, tres bandas, una celebración - Revista PICNIC

INTRSTLRS cumple tres años sobre la tierra y para celebrar con todo, el festejo se extiende tres fechas a tres diferentes ciudades: Monterrey, Guadalajara y Ciudad de México del 24 al 26 de noviembre. El mini tour de aniversario conformado por bandas como Sadfields y No Somos Marineros – que se han posicionado de manera importante en el cora del público – promete ser un cierre íntimo para un año tan agitado, no sólo en general, también para los amigos de INTRSTLRS.

A decir verdad, ¿Quién imaginaría que un proyecto que inició agendando toquines en pequeños foros con (entonces) pequeñas bandas locales se rifaría unos de los actos más significativos del 2017?

Seamos honestos: colectivos, promotoras y agencias de booking en esta ciudad hay hasta para llevar y proyectos musicales ni se diga. Bandas emergentes, independientes, amateurs y con montones de sueños aguardan por lo menos en algún rinconcito cercano a tu lugar de trabajo o escuela. Todos lanzándose al abismo y esperando pacientes una llamada, un correo, una aparición que les quiera echar la mano para hacerse un espacio en “la escena” sin querer aprovecharse para luego dejarlos botados a medio camino.

De la mano de otras iniciativas como Matazanos, Yes I dude!, Aquí No Hubo Escena, entre otras, INTRSTLRS ha logrado no aventarse nada más una bronca como la de organizar palomazos en Azcapotzalco o en bares de la colonia Cuauhtémoc. Con el tiempo y los tropezones, los quebrantos y las dichas, ha sabido abrirse paso entre el salvaje espacio donde cohabitan la industria musical, los medios de comunicación y por supuesto, un público de gustos bastante específicos.

Parte de ello ha sido el retomar conceptos que iniciaron como juegos de comedia en internet por medio de memes y se fueron tornando en signos representativos de una generación: la soledad empedernida de los que no tienen pareja y los encuentros casuales y bailables entre amigos. El Friendstival y el Forever Alone Fest: festivales hermanos pero cada uno con personalidad propia.

Estos lugares comunes en la convivencia millennial se han ido entretejiendo para conformar los ejes alrededor de los cuales INTRSTLRS ha buscado encontrarse no sólo con un público joven, también con nichos particulares.  Pues géneros tan cercanos a lo experimental que en ocasiones coquetean con subgéneros del metal como son el post-rock y el math-rock, no resultan tan fáciles de vender.

Bien dicen las abuelitas que los años se cuentan fácil, pero poniéndolo en perspectiva, tres es el mismo tiempo que dura cursar la secundaria, quizás la prepa. Y vaya que hacerlo es una experiencia que marca de por vida… aunque no tiene por qué ser brutalmente definitivo.

En tres años uno puede crecer mucho o al revés. En tal lapso de tiempo las personas y lugares que conocemos y frecuentamos, los amigos con quienes convivimos y hasta la música que más escuchamos se transforman, sufren pérdidas y añadiduras. En tres años se empiezan y arruinan muchas cosas. Y se puede aprender de ello, cambiar de ruta o abandonarla.

INTSRTLRS ha sido testigo de ello y pesar de todo, no ha cesado el esfuerzo por organizarse con el talento local de más de una ciudad para promover producciones de calidad, nacionales o en idioma español, siempre llenas de energía por traspasar territorios. No ha parado de buscar nuevas propuestas ni de promover a los viejos amigos con quienes inició todo.

Mucho más allá de un ánimo regionalista o unificador, INTRSTLRS ha intentado cubrir parte de ese huequito por el que las grandes promotoras y los monopolios taquilleros han pasado de largo por años y llegar a esos lugares donde los fans quisieran que sus bandas favoritas llegaran. Para muestra, la agenda del año que está por terminar, el cual ha tenido entre sus actos más significativos a presentaciones de músicos y grupos de procedencia internacional como Totorro, Delta Sleep o Russian Circles.

Lo anterior no significa que ahora el trabajo «valga más» por traer nombres extranjeros. Nada de eso. De hecho, da muestra de que, aún a pesar de toda la tendencia de hate vía Twitter en la que nadie está conforme con nada, es posible materializar ideas propias. Para emprender ambos es necesario en sacudirse el miedo de no tener un nombre grande, de enviar correos y de no llenar venues a la primera.

Para agradecer a quienes han formado parte, a quienes apenas se integran al club de los escenosos o para quienes se han perdido inevitablemente más de un par de shows, el aniversario de INTRSTLRS cierra un ciclo importante de derribar fronteras. Y si bien es una celebración de fin de año, también es preludio y marca un breve descanso ante lo que viene para la agenda del año que viene.

La cita para la Ciudad de México es el 26 de noviembre en el Bajo Circuito y las entradas las consigues vía Boletia en $150 si corres y te armas con ellos antes del día del evento.