Revista Picnic logo

En una época saturada de buenos artistas, museos y estudios de diseño llenos de books digitales que se pierden entre archivos, o físicos que se traspapelan entre grandes cantidades de papel, existe una manera de documentar que resulta estética, artesanal y totalmente distinta a lo que la mayoría hace:  la caja de artista.

__s1__Opere__PALADINO_MIMMO__CassettaAperta-11.jpg_S450x550

La función de estas cajas se basa en las necesidades de los creadores de las mismas. Puede crearse para resguardar de manera estética y personalizada, el arte de cada persona. Sirven para presentar de una manera lúdica, llamativa y diferente al resto, un book en el que complementes de manera artesanal, el concepto de tus trabajos, tal como lo hizo  Vicente Rojo en su momento.

Una fotógrafa que ha experimentado en la creación de estos empaques, a partir de sus conocimientos de encuadernación, es Su Yin Wong, quien ha colaborado con artistas como Gabriel Orozco y Aldo Chaparro, entre otros. También ha trabajado con marcas de todo tipo:  Netflix, NFL y José Cuervo, son tan sólo algunas de las más destacadas. 

Captura de pantalla 2016-07-12 a la(s) 13.49.39

Su libro Rudos, en el que combinó las dos disciplinas en las que se desenvuelve (encuadernación y foto), tuvo mención honorífica en la Bienal de Libros de Artistas del Centro de la Imagen y de igual manera, se expuso en el Museo de Arte Contemporáneo de la UNAM. Este fue un trabajo “documental-intimista, como un diario personal”, según declara en la página del Centro de la Imagen.

caja de artista

El trabajo de Su Yin se exhibió durante tres años consecutivos en Zine and Self-Published Book Fair en Nueva York y su libro libro Account pertenece al acervo de la librería de Indiana University en Bloomington, misma que se dedica a la investigación de este tipo de libros.

Actualmente trabaja de manera independiente y el día 22 de julio comenzará a impartir el taller de Caja de Artista en Casa Picnic, los días viernes y sábados.

Deja un comentario