REVISTA PICNIC Venom @Carpa Astros - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

El metal siempre ha sido considerado como un género meramente rebelde y se ha asociado siempre a cuestiones diabólicas o demoniacas -a pesar de que existe el metal cristiano-. Comenzando por el aura obscura de Black Sabbath, el show escalofriante de Alice Cooper y pasando por los fantásticos integrandes de KISS.

Con el auge de la nueva ola de heavy metal británico al principio de la década de los ochenta aparecieron grupos como Judas Priest, Iron Maiden, AC/DC entre otros. A pesar de su imagen ruda, aparecería una banda que horrorizó en mayor grado pues abiertamente le cantaba a Satanás y a sus legiones demoniacas. Su nombre: Venom.

IMG_1589

El sonido característico de esta banda y sus letras influenciaron abiertamente al thrash metal, al death metal y a todo lo que engloba lo que es considerado ‘metal extremo’. Inclusive, su trabajo musical de 1982 Black Metal dio origen al nombre a este subgénero.

La parafernalia satanista usada como método publicitario, shockeó a más de uno, dotando de miedo a más de algún headbanger, que se rehusaba a comprar sus discos. Las buenas consciencias se escandalizaron, mientras Venom destacaba por toda la fórmula empleada, consolidándose como uno de los grupos más importantes en la historia del metal en general.

Un trío de músicos demoniacos en un país católico

IMG_1628

México es un país donde más de la mitad de su población profesa la fe de la religión católica. Hay que destacar que entre conservadores y demás asociaciones ‘mochas’, en ocasiones han tratado de sabotear este tipo de expresiones culturales sin mayor éxito. En la actualidad, estos eventos ya no tienen tal estigmatización y se pueden llevar a cabo sin mayor problema.

Tras haber formado parte de la edición 2014 del Hell and Heaven, Venom tocó en la Carpa Astros en un show meramente íntimo en una noche de viernes, donde la lluvia amenazaba con echar a perder el show, pero afortunadamente no fue así. Matudos, pelones, con chaquetas de cuero y estoperoles y muchos parches aguardaban expectantes la salida del grupo fuerte mientras los teloneros no lo hicieron nada mal.

Tras escuchar a RAPED GOD 666 y Lustaya, los asistentes ya estaban entrados en calor y expectantes pues al hacer el clásico soundcheck, los chiflidos no se hicieron esperar. Incluso, el DJ encargado de amenizar la atmósfera con puro metal, en un descuido se le escapó una rola de Bruno Mars y las mentadas de madre llegaron rápidamente.

Venom es considerada la primera banda de metal satánica

IMG_1544

«Open the door, enter hells core, black is the code for tonight. Atomic force, feel no remorse, crank up the amps now it’s night» – BLACK METAL

Una vez adecuado el escenario, el humo comenzó a poblar la atmósfera nocturna, y en medio de la confusión expectante, apareció el trío poderoso que sin más preámbulo, atacó duro y directo a la cabeza con «Black Metal», mientras algunos movían la mata frenéticamente con la mano cornuta agitándose.

Cronos hacía que su bajo despidiera sonidos guturales, digno de cualquier rugido demoníaco, mientras que la lira no paraba de soltar alaridos rápidos y frenéticos cortesía de La Rage que con la sincronización de la poderosa batería de Dante, convirtió el escenario de la Carpa Astros en una antesala del Infierno.

Con una voz poderosa y peculiar, Cronos guiaba al rebaño de machos cabríos para interpretar algo de su última producción musical que lleva por título «The Death of Rock ‘n’ Roll», con riffs pesados. Hay que mencionar que las siguientes rolas fueron como si la banda estuviera saltando en distintas épocas de su carrera, pues siguieron Welcome to Hell” y “Countess Bathory”.

Ya con la lluvia olvidada y la adrenalina al 100%, el Anticristo bajó a la Carpa para que la banda entonara «Antechrist» siendo uno de los momentos claves en la noche, pues el moshpit se desató en el escenario. Los asistentes frenéticos iban y venían entre pisotones y empujones.

IMG_1501

El momento ‘relax’ de la noche fue cuando comenzaron a sonar los primeros acordes de «Buried Alive», siguiendo «The Evil One», una odisea al infierno y a sus tenebrosos ocupantes para proseguir con «In Nomine Satanas» con las cuales los asistentes corearon perfectamente.

Con tres rolas faltantes en su repertorio ‘habitual’ («Long Haired Punks»,»Warhead y «Rise») los asistentes parecían poder seguir escuchándolos toda la noche porque a pesar de que el público no fue tan numeroso, éste se mantuvo fiel y enérgico ante los embates musicales llenos de furia, ira y cólera de Venom.

IMG_1478

Cuando ya parecía que el ritual llegaba a su final con «Rise», los asistentes a la misa negra musical regresaron al trío de demonios humanos para practicar brujería negra con «Witching Hour» -buscamos alguna virgen para sacrificarla, pero en Tlalpan el producto es casi inexistente-  para reafirmar el pacto con el Señor de las Tinieblas con «In League With Satan» -tómenla metaleros cristianos-.

Y así finalizó la pequeña presentación de Venom en la Carpa Astros quienes también formaron parte del Metal Fest celebrado en el Reino de Lord Bronco (Monterrey, Nuevo León) donde compartieron cartel con Megadeth, Overkill y Brujería.

Fotos por Rick Volcanes