REVISTA PICNIC White Lies @ El Plaza Condesa - Revista PICNIC
CINE DE ARTE

“Ustedes son, probablemente, el mejor público en el mundo” dijo un impresionado Harry McVeigh la noche del sábado en El Plaza Condesa. Parece un cliché, pero es fácil notar cuando un artista lo dice por compromiso y cuando de verdad lo cree.

No es la primera vez de la agrupación británica en nuestro país, nos conocemos bien, desde el debut hasta su cuarta producción de estudio. Sin embargo, nunca habíamos tenido algo tan especial. Quizá fue la intimidad del recinto, el cual los fans from hell hicieron soldout con un mes de anticipación. Incluso había una larga fila en taquillas el día del evento con necios en espera de un milagro.

Desde Venezuela, Los Mesoneros se encargaron de encender los ánimos. Una elección muy alegre para los inicios de White Lies, pero que le va bien al pop que hacen en Friends. El sentimiento ochentero se sentía con los colores de las luces que iban entre tonos azules, morados y rosas. “Take It Out On Me” demostró que aunque la banda toque mayoría de canciones de su debut, los fans se han aprendido las nuevas, por lo menos los coros ahogaban un poco la voz de Harry.

Cual máquina de hits sonaron “There Goes Our Love Again” y “To Lose My Life”. Desde entonces los aplausos al ritmo de la música no pararon ni las manos en el aire de todos aquellos que se sabían palabra por palabra. La interacción era poca, el trío (que en vivo se convierte en cuarteto) se enfoca en su ejecución que visita con visita ha mejorado. Para “The Price of Love» el vocalista, que se había limitado a agradecer, nos contó que es su favorita del debut. Uno de los momentos que los fans más acérrimos agradecieron.

Días antes en una encuesta de Twitter, White Lies había preguntado qué canción preferían los mexicanos para su tour, las opciones: “First Time Caller” y “Streetlights”. La primera ganó con el 65% y cuando dio inicio se notó el agradecimiento del público. Pequeños detalles como este hacen que se note el favoritismo de los ingleses por nuestro país.

“Unfinished Business” nunca fue un sencillo, pero desde su primera visita en 2010 la gente la canta con una energía muy especial, casi equiparable con lo que sucede con “Death”, que lleva a varios hasta las lágrimas.

Al ritmo de “Olé, olé, olé, olé, White Lies, White Lies” la banda regresó al escenario para interpretar “E.S.T.”, Harry portó una bandera y una chaqueta de “Mexico Is the Shit”. Siguieron “Big TV” y “Come On”, para finalizar la velada con “Bigger Than Us” donde el coro resonaba de tal forma en el venue que dejó a la banda completamente agradecida. “Un concierto que sólo pasa una vez en la vida”, escribirían minutos después en su Twitter. ¿Fue nuestro amor suficiente? Todo indica que sí.

Fotos por @davorocks